Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Solana antepone la cooperación policial sobre el despliegue de la fuerza internacional

EFE ·17/12/2007 - 19:59h

EFE - El primer ministro palestino, Salam Fayyad, responde a las preguntas de los periodistas tras la Conferencia Internacional de Donantes para los territorios palestinos, hoy.

El alto representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Javier Solana, antepuso hoy la cooperación policial al eventual despliegue de una fuerza internacional en los territorios palestinos, propuesto por Francia en la conferencia internacional de donantes para Palestina celebrada en París.

El despliegue de una fuerza internacional "es para el final. Desgraciadamente estamos en el principio" del proceso, dijo Solana en un encuentro con periodistas, a preguntas sobre la propuesta francesa.

Al inaugurar la conferencia de donantes para el futuro Estado palestino, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, propuso el despliegue de una fuerza internacional para respaldar a los servicios de seguridad palestinos, "llegado el momento y cuando se den las condiciones".

Solana subrayó que el proceso iniciado en la cumbre de Annapolis (EEUU) está en sus comienzos y dijo que desde el punto de vista de la UE, "es la cooperación con la policía" la que se debe desarrollar.

El alto representante añadió que ésta "más que una propuesta, es un compromiso".

El jefe de la diplomacia europea dijo que la UE ya comenzó a cooperar con la policía palestina, lo que calificó como "muy importante para que no haya ataques hacia Israel y para que los ejércitos que ocupan los territorios se retiren".

"Esperamos que esto ocurra lo antes posible, que se den las condiciones para que la Autoridad Nacional Palestina pueda defender también su territorio", indicó.

Para Solana, la idea de desplegar una fuerza internacional no es de actualidad: "seguimos trabajando con las fuerzas de seguridad palestinas para que se preparen bien. Sería bueno que no hubiera necesidad de desplegarla".

La situación, insistió Solana, se desarrolla desde ahora hasta el final de 2008, cuando israelíes y palestinos deben acordar la paz, según lo convenido en la conferencia de Annapolis.

"No va a ser fácil; habrá negociaciones bilaterales entre israelíes y palestinos, pero la comunidad internacional debe estar allí para abrazar este proceso, para catalizarlo", indicó.

Solana participó hoy en París de la conferencia de donantes para el futuro Estado palestino, en la que la ANP recibió promesas de ayudas por 7.400 millones de dólares para financiar su plan trienal de reformas y desarrollo.

El alto representante de la UE destacó la ayuda que prometió España -360 millones de dólares-, e indicó que fue comentada en términos positivos en los pasillos de la conferencia.