Lunes, 17 de Diciembre de 2007

El PP de Madrid marca territorio ante Gallardón

Da a entender que Rajoy tendrá que imponer la candidatura del regidor madrileño y permitir que sea alcalde y diputado a la vez. 

FERNANDO GAREA ·17/12/2007 - 20:42h
Mariano Rajoy mandó hace tiempo callar a todos hasta enero sobre las listas y, especialmente, sobre la posible presencia de Alberto Ruiz-Gallardón en la candidatura de Madrid.

 

Desde entonces se ha mantenido la tregua en público, mientras en la cúpula del PP se da por seguro en privado que el alcalde irá en esa lista, con un puesto que le asegure ser diputado en la próxima legislatura.

Casi todos lo habían cumplido, pero ayer se interpretó que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid y mano derecha de Esperanza Aguirre, Ignacio González, ponía voz al rechazo de un sector del partido a la presencia de Gallardón en el Congreso en la próxima legislatura. Así, al menos, lo interpretaron fuentes próximas al alcalde de Madrid, que vieron un gesto claro para "marcar territorio" por parte de los de Aguirre.

Tomar posiciones

Ese sector que lidera Esperanza Aguirre considera que el alcalde pretende situarse en la Cámara Baja por si el PP pierde las elecciones y Rajoy abandona la presidencia del partido. Está asumido que para ser líder de la oposición hay que ser diputado y Esperanza Aguirre no puede presentarse a las elecciones por incompatibilidad legal. Sólo podría ir al Senado, pero desde ahí resulta complicado hacer oposición, aunque los suyos consideran que sí es posible.

Ignacio González insinuó ayer en El Mundo que el PP de Madrid no propondrá como candidato a Ruiz-Gallardón, porque los estatutos del partido impiden ser alcalde y diputado.
La excepción a esa norma y la compatibilidad debe ser autorizada a posteriori por el Comité Ejecutivo Nacional del PP, una vez que se haya pronunciado el Comité Electoral de Madrid

Se da la circunstancia de que González es presidente del Comité Electoral regional y, por eso, sus palabras tienen mucho de advertencia. Es decir, que si Mariano Rajoy quiere que, finalmente, Gallardón sea diputado, tendrá que tomar la decisión en el Comité Electoral Nacional, corrigiendo la propuesta que le venga del PP de Madrid. Si es así parecerá un pulso entre Rajoy y la dirección de Madrid en vísperas de las generales.

El alcalde de Madrid perdió por goleada en el último congreso la batalla por el control del partido en Madrid ante Esperanza Aguirre y los suyos.

El secretario general del PP, Angel Acebes, aclaró ayer en público que, según los estatutos del partido, sí es posible ser alcalde y diputado y que deberá ser el Comité Nacional y no el regional el que apruebe las listas al Congreso y al Senado. Cumpliendo la orden de Rajoy, Acebes no quiso precisar en su respuesta a las múltiples preguntas si Gallardón será una de esas excepciones.Ese Comité está presidido por Javier Arenas.

Candidatura probable

Fuentes no oficiales de la dirección del PP consideran muy probable que Gallardón ocupe un puesto entre el 4 y el 10 en la lista de Madrid. Aseguran que la estrategia de giro al centro con vistas a las elecciones se quebraría si, finalmente, el alcalde quedara fuera de las listas.

Explican que daría la impresión de que Rajoy está a merced de los sectores de dentro y fuera del partido que, desde una posición de derecha más dura, se oponen al alcalde.

Los de Aguirre, por contra, entienden que la presencia de Gallardón mostraría a Rajoy como un perdedor necesitado de incluir a posibles sucesores para el futuro en el Congreso.

Por momento, Rajoy ha aplicado una estrategia casi contraria a la de Zapatero, es decir, no mover ni un dedo en el debate sobre las listas y sí anticipar las propuestas del programa electoral. El presidente del Gobierno y candidato socialista, por contra, ha anticipado ya el futuro de sus principales colaboradores y sólo ha avanzado algunos detalles de su programa electoral.