Lunes, 17 de Diciembre de 2007

El alemán secuestrado era buscado por estafa a la ONG donde trabajó

EFE ·17/12/2007 - 14:16h

EFE - Imagen fechada el 12 de septiembre de 2002, que muestra al carpintero alemán, Harald Kleber, en Amberg, Alemania.

El ciudadano alemán Harald Kleber, carpintero de profesión y de 42 años, al parecer secuestrado ayer en Afganistán, era buscado por las autoridades de su país por presunta estafa a la organización humanitaria en la que trabajó.

Contra Kleber pesaba desde el pasado 2 de febrero una orden de detención en Alemania, emitida por la fiscalía de Bonn a demanda de la organización "Grünhelme" -"Cascos Verdes"-, informa en su edición digital el diario alemán "Berliner Zeitung".

Dicha organización, operante en Afganistán, le acusaba de haber sustraído 87.300 euros recibidos para la construcción de una escuela en ese país en septiembre de 2006.

Kleber, converso al Islám y casado con una mujer afgana, viajaba ayer en coche por el distrito de Gulran para visitar a su cuñado cuando fue obligado a bajar del vehículo por un grupo de hombres armados, informaron hoy fuentes policiales afganas.

El ciudadano alemán vivía en Afganistán desde 2003, luego trabajó para esa ONG y después, tras dejarla, abrió una carpintería en la provincia de Herat.

Un portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de Berlín informó su Gobierno está estudiando el caso, aunque aseguró que no hay datos aún que confirmen los hechos.

El presunto secuestrado había trabajado en los últimos años en la construcción de una escuela primaria en Herat.