Archivo de Público
Viernes, 29 de Enero de 2010

La Ertzaintza ha localizado un total de tres zulos en la zona de Ondarroa

En la localización de este zulo ha participado el presunto etarra Ibon Iparragirre Burgoa

EFE ·29/01/2010 - 13:59h

Agentes de la Ertzaintza han localizado un total de tres zulos en la zona del monte del entorno de localidad vizcaína de Ondarroa, durante el rastreo que han realizado dentro de la operación policial en la que se detuvo a un total de siete personas por formar parte de un comando legal de ETA, según confirmaron fuentes de la investigación.

Especialistas de la Policía autónoma hallaron ayer un zulo en el que localizaron cierta cantidad de explosivo, cordón detonante, polvo de aluminio, nitrato de aluminio y nitrometano.

Estos elementos, especialmente este último, que se utiliza como reforzante para incrementar los efectos de las explosiones, han sido utilizados por ETA de manera habitual durante los últimos años para la fabricación de amonitol, un explosivo con gran capacidad destructiva utilizado en muchos de los atentados de la organización terrorista.

Esta mañana continuó el rastreo de la zona y los ertzainas localizaron dos nuevos zulos, en los que encontraron diverso material para confeccionar artefactos explosivos.

En este operativo, fueron detenidas ayer en Ondarroa Zunbeltz Bedialauneta y Urtza Alkorta, que suman a los cinco arrestados durante la madrugada del pasado martes.

Hallazgo

Ayer la Ertzaintza encontró en una zona de monte en el entorno de Ondarroa un primer zulo que contenía 30 kilos de explosivos, entre nitrato amónico, pentrita y cordón detonante; además de polvo de aluminio, nitrato de aluminio y nitrometano, un reforzante utilizado por ETA durante los últimos años para la fabricación de amonitol, un explosivo con gran capacidad destructiva.

La Ertzaintza se ha incautado de armas y materiales

El hallazgo se produjo el mismo día que fueron detenidos en Ondarroa Zunbeltz Bedialauneta y Urtza Alkorta, que se suman a los cinco arrestados el pasado martes: Ibon Iparragirre Burgoa, de 36 años; Javier Zubizarreta Legardi, de 40; Jon Iñaki Esnaola Alba, de 34; Xeber Uribe Beitia, de 32; y Asier Badiola Lasarte, de 29 años.

En la operación, la Ertzaintza se ha incautado de armas y materiales para fabricar explosivos, presumiblemente bombas lapa, además de drogas.

Este grupo está considerado como el autor de los atentados contra la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa, contra la sede central de la Caja Vital en Vitoria y contra la maquinaria de empresas que participan en la construcción del tren de alta velocidad en Orio (Guipúzcoa).

Aislados

Según han informado fuentes de la lucha antiterrorista, el grupo se encontraba en situación "durmiente" al haber perdido el contacto con la dirección de ETA en Francia a raíz de la detención de Garikoitz Azpiazu Txeroki en noviembre de 2008 y de su colaborador Aitzol Etxaburu, natural de Ondarroa (la misma población de donde son originarios cinco de los detenidos en esta operación), en agosto de 2009.

Antes de quedar "aislados", la dirección de ETA había encomendado a este grupo, según las citadas fuentes, atentar contra ertzainas y empresarios, entre otros objetivos.