Archivo de Público
Viernes, 29 de Enero de 2010

La Fiscalía mantiene la petición de 18 meses de cárcel para Otegi

Por enarbolar la bandera de ETA en el homenaje a Sasgarduy

EUROPA PRESS ·29/01/2010 - 13:18h

La fiscal Blanca Rodríguez ha mantenido su petición de 18 meses de cárcel al ex dirigente abertzale Arnaldo Otegi por participar en un homenaje al etarra José María Sagarduy, alias Gazta, en 2005 en Amorebieta (Vizcaya), "enarbolando la bandera de ETA".

No obstante, Rodríguez le ha retirado el agravante de reincidencia.

Para la otra procesada a la que acusa, Iztiar Galardi, la representante del Ministerio Público elevó su petición hasta los 18 meses de prisión, al añadirle el agravante retirado a Otegi.

Verdadero homenaje nacional

La modificación de la petición inicial se debe a que el acto por el que ahora se está juzgando a Otegi tuvo lugar antes de que fuera firme la sentencia por la que cumplió 15 meses de prisión por otro delito de enaltecimiento, en relación a su participación en el homenaje al etarra José Miguel Beñaran, alias Argala.

No obstante, la modificación no tuvo consecuencias en la penalidad. Para la fiscal, durante la vista oral ha quedado suficientemente probado que el ex dirigente abertzale hizo un "verdadero homenaje" a Sagarduy, no en un sentido local, sino "de carácter nacional" y respondiendo a "la estrategia preparada por ETA".

La modificación no tuvo consecuencias en la penalidad

Otegi, defendió, reivindicó "la lucha y la acción terrorista de un preso de la organización", al que "exaltó y elogió", mientras "enarbolaba la bandera de ETA".

Además, Rodríguez rechazó las pretensiones de Otegi de que su intervención fue una defensa del proceso de negociación que "estaba a punto de comenzar" para buscar una "solución pacífica al pretendido conflicto vasco".

En su opinión, esto es sólo "una apariencia", como, en su opinión,¿puso de manifiesto en su negativa a responder a la pregunta directa de la presidenta del tribunal, Angela Murilla, acerca de si rechaza la violencia de ETA.

La callada por respuesta 

Aunque el silencio no puede ser utilizado en contra de un procesado, recordó la fiscal, al dar "la callada por respuesta" corroboró su apoyo a las consignas de ETA. "Quien calla otorga", dijo.

Por su parte, las acusaciones populares, Foro de Ermua y Dignidad y Justicia, elevaron a definitivas sus conclusiones provisionales y mantuvieron sus peticiones de penas de entre cuatro años y medio y cinco años de cárcel para los dos acusados, así como para Josune Irakulis, a la que la Fiscalía no acusa.

El juicio oral iba a celebrarse en un principio contra cinco acusados, pero quedó finamente reducido a tres debido a la incomparecencia de Jon Enparantza y Estanislao Etxaburu, contra los que se dictaron sendas órdenes de busca y captura, y que serán juzgados por separado una vez sean detenidos.