Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Amsterdam apagará la mayoría de las luces rojas del barrio de la prostitución

EFE ·17/12/2007 - 19:54h

EFE - Casas del Barrio Rojo de Amsterdam, Holanda.

El ayuntamiento de Amsterdam presentó hoy un proyecto que incluye el cierre, en un período de 10 años, de la mayor parte de los escaparates de prostitutas de la zona más turística del conocido "Barrio Rojo" de la capital holandesa.

El alcalde de Amsterdam, Job Cohen, explicó durante la presentación que "la imagen romántica del 'Wallen" es tiempo pasado, por lo que nos vemos obligados a actuar", según recogió la agencia holandesa ANP.

Sólamente se permitirá un número reducido de escaparates en las inmediaciones de las calles Oude Niewstraar y Oudezijds Achterburgwal, también en el centro de la ciudad, pero bajo condiciones muy estrictas.

Con este lavado de cara a la capital holandesa, el municipio quiere poner fin a la trata de mujeres y al blanqueo de dinero que, según el Ayuntamiento, todavía se produce en el sector a pesar de que la prostitución fue considerada una profesión en el año 2000.

Cohen explicó que no se trata terminar con la prostitución sino de "reducirla" en número, y en su lugar instalar viviendas, tiendas de moda, estudios de pintura, cafés, restaurantes y hoteles, al mismo tiempo que se hará todo lo posible para evitar que ese sector no se esconda en el circuito ilegal tras el saneamiento de la zona.

Para el concejal de Economía, Lodewijk Asscher, se trata de "devolver el corazón de la ciudad a los habitantes de Amsterdam", en referencia a una zona histórica conocida entre los locales como "Wallen" (muros), ya que por esa zona discurría una antigua muralla.