Lunes, 17 de Diciembre de 2007

La bolsa baja el 1,65% y cae hasta los 15.300 puntos por las malas perspectivas económicas

EFE ·17/12/2007 - 10:14h

EFE - En la imagen, pantalla de la Bolsa de Madrid con los datos del Ibex 35 a primera hora del día.

La bolsa española bajó el 1,65 por ciento, hasta 15.300 puntos, presionada por el descenso de los mercados internacionales por las malas perspectivas económicas y los coletazos de la crisis crediticia.

Así, el principal índice del mercado nacional, el Ibex-35, perdió 257,20 puntos, equivalentes al 1,65 por ciento, y acabó la jornada en 15.318,50 puntos.

El índice general de la Bolsa de Madrid cedió el 1,54 por ciento, en tanto que el Ibex Small Caps cayó el 1,33 por ciento y el Ibex Medium, el 1,88 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,437 dólares, Londres perdió el 1,86 por ciento; París y Milán, el 1,61 por ciento, y Fráncfort, el 1,55 por ciento.

La bajada del 1,3 por ciento de Wall Street el pasado viernes y del 1,7 por ciento de Tokio esta madrugada condicionó la apertura a la baja de la bolsa española, que cedía alrededor del 1 por ciento y bajaba hasta 15.400 puntos.

El mercado nacional también resultaba perjudicado por las declaraciones del ex presidente de la Reserva Federal -banco central estadounidense- Alan Greenspan, que señaló que estaban creciendo las posibilidad de "estanflación" -estancamiento económico e inflación creciente- o de recesión.

La reducción de las previsiones de crecimiento en Alemania por parte del Bundesbank -del 2,5 al 1,6 por ciento el próximo año- no animaron demasiado a los inversores y acercaron el mercado hacia el nivel de 15.300 puntos.

Al mismo tiempo, propiciaron la depreciación del euro hasta 1,434 dólares -había empezado la sesión en 1,446 unidades-, cuya cotización se mantuvo tras conocerse la caída del índice de actividad industrial del estado de Nueva York y la bajada del déficit estadounidense.

Ni siquiera el descenso del 5,5 por ciento del déficit comercial estadounidense en el tercer trimestre, hasta 178.500 millones de dólares, ayudó a Wall Street a abrir con ganancias.

Las predicciones de Greenspan, unidas a un informe negativo sobre algunas entidades del sector financiero estadounidense determinaron que el mercado neoyorquino bajara el 0,7 por ciento al final de la sesión española, que pudo mantener el nivel de 15.300 puntos.

Todos los grandes valores bajaron, con los bancos a la cabeza, ya que Banco Santander cedió el 2,04 por ciento y BBVA, el 1,98 por ciento, en tanto que Repsol cayó el 1,47 por ciento; Telefónica, el 1,33 por ciento e Iberdrola, el 0,75 por ciento.

Inmobiliaria Colonial encabezó las pérdidas del Ibex-35 con una bajada del 6,15 por ciento, seguida de Cintra, que cedió el 5,09 por ciento, y de Bankinter, que bajó el 3,99 por ciento.

Sólo subió una compañía del Ibex: Mapfre, el 0,33 por ciento, después de anunciar que Caja Madrid suscribirá una ampliación del 15 por ciento del capital de la aseguradora y tras conocerse alguna operación de integración en el sector en Europa, en tanto que la menor bajada correspondió a Altadis, el 0,02 por ciento.

La primera sesión en bolsa de Martinsa-Fadesa acabó con una subida del 0,05 por ciento, después de que la acción ganara un céntimo de euro y acabara en 18,45 euros.

En el mercado continuo destacó la caída de Astroc, el 12,99 por ciento, mientras que la principal subida correspondió a Inmobiliaria del Sur, que ganó el 5,75 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba dos centésimas y se situaba en el 4,43 por ciento, en tanto que el efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 5.791 millones de euros, de los que 860 procedieron de operaciones pactadas por inversores institucionales.