Archivo de Público
Viernes, 29 de Enero de 2010

Castilla y León se une a la carrera por el cementerio

Las localidades vallisoletanas de Santervás y Melgar pujarán por el almacén

JUSTINO SANCHÓN ·29/01/2010 - 00:07h

Reunión vecinal en Santervás sobre el cementerio. - ICAL

Castilla y León se sumó ayer a la carrera para instalar el almacén de residuos nucleares en su comunidad. Dos municipios de la región, uno gobernado por el PP y otro por una candidatura independiente, adelantaron anoche su deseo de optar por el futuro emplazamiento del cementerio de residuos. Santervás de Campos y Melgar de Arriba, en Valladolid, anunciaron su decisión de sumarse a la carrera del ATC.

El Ayuntamiento de Vega de Infanzones (León) debatió anoche la posibilidad de presentar su candidatura, pero el alcalde, Máximo Campano (PP), desistió al comprobar la oposición vecinal. Campano aseguró que algunos vecinos habían animado al Ayuntamiento a pedir el ATC por las posibilidades económicas y de generación de empleo.

Santervás de Campos, de 141 habitantes, fue el primero en hacer pública su decisión en una jornada en la que la comunidad que preside el conservador Juan Vicente Herrera se incorporó a la puja por el cementerio radiactivo.

La decisión del municipio vallisoletano no parece que vaya a provocar el rechazo del Gobierno de Castilla y León, que ayer evitó censurarla amparándose en la "autonomía municipal" de Santervás. El portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago, aseguró que respetará la decisión de la corporación, aunque arremetió contra el Ejecutivo central al considerar "un escarnio" para esta región que mientras se confirma el cierre de la central de Garoña se pueda aprobar que un pueblo castellano leonés acoja un almacén nuclear.

La Junta respeta la decisión, mientras el PSOE pide al PP que aclare su postura 

El alcalde, Santiago Baeza, del PP, lo tiene claro. El ATC es la "solución" a todos los problemas de su municipio: "Estoy convencido de que es lo mejor para mi pueblo y para mi comarca", dijo.

A lo largo de la tarde de ayer, Baeza explicó a los vecinos las ventajas del almacén, y hoy tiene previsto llevar al pleno la aprobación para que Santervás acoja el ATC. Previsiblemente la decisión se adoptará por unanimidad, ya que los cinco concejales del consistorio son del PP.

Pero el camino de rosas que esperaba Santiago Baeza para aprobar la petición a Industria se truncó por la tarde, cuando pudo escuchar de vecinos de otros municipios y miembros de grupos ecologistas las quejas por una propuesta que, según ellos, perjudicará a la comarca.

El edil reconoció que pretendía llevarlo "con el mayor de los silencios", aunque, tras ser público, el tema se le ha ido de las manos. Sobre los posibles riesgos del almacén, se mostró tranquilo: "Tengo tres hijos y si fuera malo para ellos no lo propondría"

"En vaya lío te has metido"

El alcalde de Santervás cree que tiene el apoyo de la dirección regional del partido, ya que el presidente del PP vallisoletano, Ramiro Ruiz, le dijo ayer que "respetaba" la decisión". "Ramiro sólo me dijo: en vaya lío te has metido", confesó el regidor.

El alcalde de Vega de Infanzones desistió tras comprobar la oposición vecinal 

La Junta de Castilla y León optó por centrar cualquier crítica contra el Gobierno. Según apuntó la Junta, el consenso reclamado por el Ejecutivo para instalar un ATC sólo sería posible "si no se cierra la central nuclear de Garoña" como aseguró ayer el portavoz del Gobierno regional.

Por su parte, el PSOE de Castilla y León reclamó al PP que diga "con claridad" cuál es su postura respecto a la instalación de un almacén nuclear en la comunidad autónoma y aseguró que desde las filas socialistas nadie se ha "alineado con ninguna candidatura para que el cementerio nuclear se instale finalmente en la región".