Archivo de Público
Viernes, 29 de Enero de 2010

Apple quiere crear un iTunes de juegos, libros y diarios

Los expertos creen que iPad es el soporte para incluir nuevos servicios

BLANCA SALVATIERRA ·29/01/2010 - 07:45h

El nuevo dispositivo de Apple, iPad, provocó una media de 2.200 mensajes cortos por minuto en la red Twitter mientras se presentaba, dejando constancia de la expectación que genera cada uno de los lanzamientos de la compañía. El iPad ha sido catalogado de lector de libros y periódicos, consola de videojuegos o producto para navegar, ver vídeos y escuchar música, pero ¿puede hacerlo todo bien?

"El iPod no era el mejor reproductor MP3 en su momento", explica el editor del blog especializado Xataka Javier Penalva para ejemplificar que no siempre es necesario lanzar el mejor producto para alcanzar el éxito. El presidente de Apple, Steve Jobs, anunció que su compañía ha vendido 250 millones de iPod, un producto emblemático que, además, abrió la puerta a la venta de canciones digitales. Para Penalva, con el lanzamiento del iPad la compañía está repitiendo la maniobra. "Apple ha puesto la piedra que le permitirá una nueva fuente de ingresos como en su día hizo con iTunes (la tienda de música de Apple): la de los libros, periódicos y videojuegos", destaca. El camino iniciado con los juegos del iPhone ha podido dar el impulso definitivo a Apple para adentrarse en este mercado. La compañía de videojuegos Gameloft anunció a finales del año pasado que había vendido más de 6 millones de títulos en la tienda de Apple.

El coautor del blog Píxel y Díxel Jonan Basterra explica que iPad aglutina múltiples utilidades pero, al no tener una función principal, podría catalogarse como "un dispositivo de capricho, que tiene muchas funciones pero todas ellas se pueden realizar con otras máquinas".

A esta imagen de "capricho" contribuye también lo que la compañía ha proyectado desde el iMac, en 1998, cuando cambió la sobriedad por los colores y el plástico translúcido. "Apple ha conseguido que sus clientes se sientan diferentes. Y no lo ha hecho necesariamente con los mejores dispositivos, pero sí logrando que quien lo adquiere lo enseñe con orgullo", explica el director de la consultora RocaSalvatella y profesor de marketing en Esade Marc Cortés.

Tanto Penalva como Basterra califican el iPad como un dispositivo "de salón", lo que le restaría validez como lector de libros electrónicos, preparados para leerse con luz solar, sin cansar la vista más que un libro convencional y con una batería que dura más de dos semanas. Jobs detalló en la presentación del iPad que iría "más allá" del lector de libros electrónicos Kindle, algo en lo que no todos los analistas están de acuerdo. "El iPad lo tiene difícil en este mercado por el tipo de pantalla que incorpora, LED retroiluminada y brillante", detalla Penalva. Pese a ello, sí cree que puede restar cuota de mercado a los fabricantes de e-books, pero sólo por parte del lector ocasional. "Aquellos que no busquen una utilidad específica se inclinarán por el iPad, más llamativo y con más posibilidades", añade Basterra. "En el fondo, el iPad es otra cosa", concluye.

Productos y funciones distintas

El director general de Grammata, distribuidor del ‘e-book’ Papyre, Juan González, considera que “el iPad vende un nuevo concepto que no es el de lectura integral”. Los fabricantes de lectores electrónicos están a la espera del desarrollo de pantallas en color que no cansen la vista, un periodo de tiempo que González estima en dos años. “Si no se trata de lecturas rápidas, lo mejor es un ‘e-book’; la tinta electrónica no tiene nada que ver con la pantalla de un ordenador”, añade.