Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Solbes defiende el impuesto de sucesiones y su armonización autonómica

El vicepresidente económico diferenció su caso del del impuesto de patrimonio, que considera "pasado"

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·17/12/2007 - 16:55h

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, abogó hoy por mantener el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y agregó que lo que se puede hacer en un futuro es plantear su armonización, "para no dar ventajas fiscales a unas comunidades respecto a otras".

En rueda de prensa tras mantener un encuentro en Compostela con el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, el titular de Economía explicó que, así como el Impuesto de Patrimonio "está pasado", el de Sucesiones y Donaciones tiene unas características que hacen que "debe ser mantenido en el sistema fiscal español".

"El Impuesto de Sucesiones y Donaciones debe mantenerse", insistió Solbes, para quien puede hacerse en el futuro un "planteamento más armonizado para no dar ventajas fiscales a unas comunidades respecto a otras, aunque sí dará lógicamente en el esquema autonómico algún dato diferencial dentro de las competencias fiscales que cada comunidad tiene", precisó.

Reducción al punto de que no se paga 

Al hilo de ello, destacó que este impuesto es estatal y que lo que se ha hecho por algunas autonomías ha sido una "reducción al punto de que no se paga".

"Lógicamente hay que mantener la capacidad normativa y fiscal por parte de las comunidades autónomas", detalló el ministro, quien especificó que existen "demandas" de algunas comunidades autónomas "que merece la pena estudiar" acerca de "si ciertos elementos no deberían ser comunes en el sistema español, especialmente algún mínimo".

No obstante, puntualizó que el establecimiento de "mínimos" deberá ser "discutido en su día" con las comunidades en el marco del debate sobre la financiación autonómica y, pese a admitir que tienen competencias para "modificar ese impuesto", aclaró: "Lo que planteo es que la supresión total del impuesto, no".

La propina del vicepresidente

Pedro Solbes lamentó que el "ejemplo menor" de las propinas, con el que el pasado fin de semana ilustró las dificutades de los consumidores para "interiorizar" el euro, se haya "sacado de contexto", cuando, a su juicio, no merecería "darle demasiada atención".

"Como tantas veces, se saca un ejemplo de contexto", declaró, en referencia a que una anécdota "insustancial respecto al ámbito general" de su intervención fuese "retenida como gran aportación".

Sobre la polémica, recordó que un informe de la propia Comisión Europea reveló que en España, al igual que "en la mayor parte de los países", el 30% de los ciudadanos "no ha interiorizado" el valor del euro, lo que les conduce a una estimación incorrecta del valor de las cosas que conlleva un "impacto en términos de precio".

En consecuencia, aludió a su comparación con las propinas del café como un "ejemplo menor" que ofreció como prueba, y se mostró convencido de que, "visto en la práctica", tiene aplicación, puesto que "la gente tiene dificultades para calcular las propinas y saber si es mucho o poco".

Noticias Relacionadas