Archivo de Público
Jueves, 28 de Enero de 2010

La primera víctima política del caso Gürtel en Valencia

Rajoy pidió su cabeza a Camps, pero su mano derecha se resistió

Y. G. ·28/01/2010 - 01:00h

La Comunidad Valenciana, uno de los focos, junto a Madrid, del caso Gürtel, se cobró su primera víctima política el pasado 29 de octubre. Se trataba de Ricardo Costa, secretario general de los conservadores en esta comunidad. La mano derecha de Francisco Camps.

La misma persona que apoyó a Mariano Rajoy en la etapa precongresual cuando su propio hermano, Juan, amenazaba con presentar una candidatura alternativa, agotaba la paciencia del líder del PP. El Comité Nacional de Derechos y Garantías decidía abrir un expediente disciplinario y suspender cautelarmente de militancia a Costa por haberse reivindicado como "secretario general" del PP en la Comunidad Valenciana y portavoz en Les Corts. Todo, cuando para el partido, ya llevaba dos semanas fuera de su cargo.

De hecho, la noche del viernes 9 de octubre, Camps había anunciado, vía SMS, que dejaba caer a su fiel escudero. Rajoy, acosado por las sospechas de financiación ilegal en el PP valenciano, quería una cabeza y la quería ese mismo día. Era una cuestión de supervivencia dentro de un partido en el que se exigían medidas contundentes contra los escándalos de corrupción. Pero al líder del PP le faltó la foto. Costa abandonó los actos de celebración del 9 de Octubre a mediodía negándose a dimitir y marchándose de puente a recorrer una etapa del Camino de Santiago.

Horas antes, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, había pronunciado esa ya célebre frase de "la fiesta en Valencia acaba a las cuatro de la tarde".

Informe policial

Costa, que estuvo imputado en el caso Gürtel, junto a Camps, regresó al punto de mira una semana antes de que Rajoy pidiera su cese. Un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales le ubicaba como uno de los presuntos responsables de la financiación ilegal del partido.

Además, su nombre figura en la parte del sumario cuyo secreto fue levantado. En este, se pone de manifiesto su relación con los responsables valencianos de la trama.