Archivo de Público
Jueves, 28 de Enero de 2010

BBVA hace limpieza y gana un 16% menos

Eleva al 17% la tasa de morosidad de las inmobiliarias

VIRGINIA ZAFRA ·28/01/2010 - 00:05h

d. p. - González apostó por sanear el banco para empezar antes a salir antes de la crisis.

Francisco González (presidente de BBVA) es un banquero impetuoso y temperamental que prefiere "limpiar" la entidad de una sola vez en lugar de esperar a que la porquería salga de forma paulatina y machaque las cuentas trimestre a trimestre, por más que la mayoría de sus colegas no comparta su estrategia y la bolsa la castigue. Lo demostró en 2002 a raíz de la crisis argentina (con unos saneamientos que provocaron un fuerte descenso de beneficios) y ha vuelto a hacerlo ahora.

Ayer anunció una caída del 16,1% en las ganancias de 2009, hasta 4.210 millones de euros, después de haber dedicado de forma inesperada 704 millones a sanear las últimas compras realizadas en Estados Unidos, otros 1.411 millones a cubrir los impagos de créditos de promotores que previsiblemente se producirán este año y otros 551 millones a pagar prejubilaciones.

Fruto de esos saneamientos, que el Banco de España está exigiendo al sector, BBVA ganó en el último trimestre sólo 31 millones de euros, cuando lo habitual es superar de largo los 1.000 millones. González no quiso ni oír hablar de esa cifra y cuando un periodista le preguntó al respecto le acusó malhumorado de estar planteando "un bulo, una falsedad y una realidad que no es".

Los saneamientos de última hora no son en todo caso innecesarios ni gratuitos. Responden a la difícil situación que ha provocado la crisis en varias partidas del banco, especialmente en la morosidad de los promotores inmobiliarios. El banco ha calculado que no le van a devolver el 17% de los créditos concedidos a este sector, es decir, 3.018 millones, de los que finalmente prevé perder 917 millones, ya que el resto lo recuperará vendiendo los inmuebles que les embargue.

Con todo ello, la morosidad del banco en España y Portugal terminó el año en el 5,1%, mientras que la de Estados Unidos llegó al 5,2% y la de México, al 4,3%. González confía en que no crezca mucho más.

Sobre la estrategia de BBVA para este año, el presidente descartó que vaya a acometer alguna compra de importancia, aunque admitió que le gustaría hacer alguna operación en Estados Unidos o en Asia. En el resto de zonas dijo no estar muy interesado, pese a que reconoció que esperaba que en la crisis algún gobierno le hubiera ofrecido una gran entidad. "Pero me equivoqué", admitió.

El banquero criticó a sus colegas de Estados Unidos, de los que dijo: "No es aceptable las cifras que han ganado jugándose el banco".