Lunes, 17 de Diciembre de 2007

La Federación Inglesa presenta a Capello, un 'Winner' con mayúsculas

EFE ·17/12/2007 - 17:43h

EFE - En el Royal Lancaster Hotel, ante un centenar de periodistas, Fabio Capello fue presentado hoy como nuevo seleccionador inglés.

En el Royal Lancaster Hotel, ante un centenar de periodistas, Fabio Capello fue presentado como nuevo seleccionador inglés con la pompa de un "ganador de clase mundial", según lo introdujo ante la prensa el Director Ejecutivo de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), Brian Barwick.

Capello pronto indicó que su "sueño" de convertirse en seleccionador de los 'tres leones' se convertía en realidad y adelantó, para sorpresa de los presentes, que en un mes, coincidiendo con la fecha del comienzo oficial de su mandato, podría manejarse con el inglés.

El italiano, de hecho, comenzó con unas palabras anglosajonas, mitad leídas, mitad improvisadas, que denotaron su falta de conexión con su nuevo idioma.

"Es un honor ser el entrenador de la escuadra inglesa, un sueño que se realiza, un trabajo que todo el mundo quería", afirmó Capello de su nuevo puesto.

El ex madridista sustituye a Steve McClaren, cuya etapa al frente del combinado nacional acabó el día que Inglaterra dijo adiós a la Eurocopa del 2008, tras la derrota en Wembley ante Croacia (2-3). La Federación se ha decantado por un ganador, con una "W mayúscula" (de 'winner', ganador), en palabras de Brian Barwick, su Director Ejecutivo.

La comunicación entre el nuevo técnico y los Rooney, Gerrard, Lampard y compañía fue uno de los temas principales en la sala.

Capello explicó que en un mes podría hablar con los jugadores, una faceta de su labor como entrenador que él considera "muy importante".

El ex madridista David Beckham, con el que coincidió en la capital de España, fue asimismo objeto de continuo debate. Cuando se le preguntó si podría jugar su partido número cien con la selección, Capello echó balones fuera y se refirió al ex capitán de la selección como un "jugador contrastado que en el Madrid demostró ser un jugador grande y una gran persona". Y añadió que, en todo caso, tendría que tomar ciertas decisiones más adelante.

Capello contemporizó en su primera comparecencia pública en Inglaterra. Conservó y no ofreció grandes titulares. Preguntado de nuevo por la posibilidad de Beckham en la selección eligió un discurso poco concreto respecto del inglés pero claro en cuanto al mensaje para todos los jugadores: "El orgullo de llevar esta camiseta deberá ser un estímulo para todos los jugadores".

"El puesto nacional hay que ganárselo con el comportamiento, con el juego, la actitud necesaria para ser parte de un proyecto importante y de una nacionalidad importante", añadió después.

Destacable fue a su vez la relación "excelente" que Capello considera que maneja con los entrenadores en la Premier, como Wenger y Ferguson, y con "los dos españoles que entrenan al Liverpool y al Tottenham Hotspur".

Capello, un entrenador italiano, amante de su patria, entrenando a la selección 'pross'. Era inevitable que el debate en este sentido cobrara un relieve especial. El nuevo seleccionador inglés, muy diplomático, afirmó que estaría encantado de jugar la final de la Copa del Mundo de Sudáfrica frente al combinado italiano.

Sí sorprendió, si cabe, al afirmar que nunca quiso entrenar a la selección italiana. "Mis amigos lo saben muy bien, y lo digo con todo el respeto al fútbol italiano, al que admiro tanto".

El ex milanista dejó otras frases interesantes en su primera aparición. Conservador en la mayoría de sus respuestas, considera que un hombre debe "rodearse de aquellas personas que le comprenden" y afirmó que el estilo con el que jugará Inglaterra está aún por ver y dependerá en parte de los jugadores.

Interesante fue la comparación efectuada por el transalpino entre España e Inglaterra. "Creo que hay un paralelismo entre el fútbol inglés y el español", explicó Capello, en referencia al buen hacer de sus clubes y a su escaso rendimiento internacional. "No se debería mirar el éxito de los clubes. Lo importante es recuperar la mentalidad entre el vestuario para obtener buenos resultados".

El resultadismo como objetivo final de la propia FA, demasiado acostumbrada a los fracasos de la selección, fue, en efecto, parte del discurso que flotó en el aire durante la presentación y las propias respuestas del italiano.

Para empezar, y antes del 6 de enero, fecha oficial de su estreno, Capello ya ha anunciado que verá el vídeo de todos los partidos de la selección inglesa durante la fase de clasificación. Entre ellos, las dos derrotas ante Croacia y el fiasco sufrido en Moscú ante Rusia.

Capello ha firmado un contrato para los próximos cuatro años y medio, de acuerdo con la federación y se cree que su sueldo está cerca de los 6,5 millones de libras.