Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Científicos españoles construirán el primer cable superconductor del sur de Europa

EFE ·17/12/2007 - 17:47h

EFE - Los investigadores Xavier Obradors (i) y Alvar Sánchez, hoy en Barcelona en la presentación de un cable superconductor con un ejemplo práctico en el que una pieza compuesta de este material "levita" en un campo magnético.

Científicos del CSIC y de la UAB construirán el primer cable superconductor del sur de Europa para la red eléctrica, que quintuplicará el transporte de electricidad de la red actual y aumentará la eficiencia al reducir las pérdidas entre la creación y la llegada al consumidor final.

La nueva tecnología, que hoy se ha presentado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), se instalará en Cataluña en un plazo de dos años, en el 2010, y se conectará a la red de distribución de energía en un lugar aún por determinar.

El investigador del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona y coordinador del proyecto, Xavier Obrador, ha señalado como principales ventajas de la nueva tecnología "su mayor capacidad de transportar energía, una mayor eficiencia ya que no se perderá tanta energía entre el origen y el consumo final, más seguridad y también la reducción de CO2".

A su juicio, la capacidad para transportar energía será "cinco veces más que los cables actuales de la red eléctrica", mientras que la mayor eficiencia vendrá dada porque ahora entre la energía que se crea para realizar una acción y la que finalmente se consume, hay un 60% que se pierde y sólo un 40% se aprovecha.

Con el cable superconductor "se podría utilizar hasta el 50 ó 55%", según Obrador, para quien también será una tecnología más segura "porque no se utiliza aceite para la refrigeración, como con los cables convencionales, sino nitrógeno líquido, no inflamable".

Además, según Obrador, la tecnología superconductora ayuda a evitar el cambio climático y, así, sólo en Cataluña, se evitaría lanzar medio millón de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año.

Con estas características, la nueva tecnología puede ser especialmente útil para mejorar las redes con picos de consumo y evitar "apagones", ya que la energía podría llegar al consumidor a través de dos o más fuentes.

El profesor del departamento de Química de la UAB Albert Sánchez ha explicado que el proyecto presentado hoy "es un paso en la dirección correcta" y ha añadido que en diez o veinte años la tecnología superconductora "jugará un papel clave".

El proyecto, que se pondrá en marcha durante el 2010, "tendrá un efecto pedagógico y dominó ya que se verá que esta nueva tecnología puede cambiar la situación actual", según Sánchez.

El proyecto del cable superconductor se está desarrollando actualmente en otros países como Estados Unidos, Japón, Corea o Dinamarca, por lo que el de Cataluña será el segundo de Europa.

El cable superconductor que construirán los científicos del CSIC y la UAB tendrá 30 metros de longitud y una potencia de 111 megavoltioamperios a 20 kilovoltios de tipo dieléctrico frío, y utilizará el nivel de corriente más alto empleado hasta la fecha, 3.200 amperios.

Este proyecto ha recibido el premio Novare 2007 de eficiencia energética, que concede Endesa y está dotado con 500.000 euros para financiar la investigación.

El nuevo cable es el primer sistema superconductor, al que en un futuro seguirán otros como los generadores, transformadores, motores o limitadores de corriente, cuya eficiencia permitirá reducir las emisiones de CO2 producidas al generar electricidad y aumentar la seguridad de las instalaciones.