Archivo de Público
Miércoles, 27 de Enero de 2010

Sevilla termina su segundo trasplante de cara tras 30 horas de intervención

Esta operación sólo se ha practicado en otros tres países: Francia, EEUU y China

PÚBLICO.ES ·27/01/2010 - 11:05h

Hospital Virgen del Rocío.

La operación de trasplante de cara que comenzó ayer en el hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, ha finalizado a las cuatro de esta madrugada, tras casi treinta horas de trabajo de un equipo médico integrado por unos veinticinco especialistas.

En un comunicado de la Consejería andaluza de Salud, hecho publico esta mañana, no se informa sobre el resultado de la operación y se indica que "sólo bajo criterios estrictamente facultativos, atendiendo a la evolución del paciente y velando por su bienestar y recuperación, se dará cuenta de las novedades que se produzcan así como de los detalles de la intervención".

La nota tampoco facilita datos sobre el receptor y el donante, y "por petición expresa del receptor y su familia se pide el máximo respeto de los medios de comunicación".

Esta es la primera operación de trasplante de cara en Andalucía, y la segunda de España, tras la que se efectuó el pasado agosto en el Hospital Universitario la Fe de Valencia, por un equipo dirigido por el doctor Pedro Cavadas.

La intervención fue aprobada el pasado junio por la Comisión de Trasplantes del Sistema Nacional de Salud y encomendada a la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Plástica del hospital sevillano, dirigida por el doctor Tomás Gómez Cía. La unidad tiene diez años de experiencia en microcirugía y reimplante de miembros.

Experiencia en cuatro países

Hasta el momento, esta operación sólo se ha practicado en cuatro países: Francia (cuatro intervenciones), EEUU (dos), dos operaciones más en España y una en China. El trasplante practicado en Valencia, a un paciente de 43 años procedente de Canarias con malformaciones severas como consecuencia de una quemadura, tuvo una duración aproximada de 15 horas. En ningún caso, el receptor se parece al donante, ya que los tejidos que recibe se adaptan a su propia estructura ósea.