Archivo de Público
Miércoles, 27 de Enero de 2010

La Guardia Civil borra el último legado de Roldán

Interior ultima la renovación de su actual uniforme, vigente desde hace 21 años

OSCAR LÓPEZ-FONSECA ·27/01/2010 - 07:00h

Nuevo uniforme de la Guardia Civil.

El característico color verde se mantiene, aunque se oscurece. El acharolado tricornio se seguirá utilizando para actos oficiales y los servicios de vigilancia de edificios institucionales como se hace ahora.

Pero desaparecerá la teresiana, el gorro afrancesado con el que el que el director general de la Guardia Civil más polémico de la historia, Luis Roldán, quiso modernizar la imagen del Instituto armado a comienzos de 1989, hace ya 21 años. Su lugar en el uniforme de la Guardia Civil lo ocupará una visera de aires beisboleros muy similar a la que hace sólo unos meses adoptó el Cuerpo Nacional de Policía en su también renovada imagen.

El cambio es inminente, según fuentes de la propia Guardia Civil, pero aún faltan algunos flecos que cerrar el contrato con las empresas que confeccionarán las nuevas prendas. De hecho, en el último año y medio los prototipos del nuevo uniforme ya se han podido ver en cuarteles como los de Torrevieja (Alicante), Sahagún (León) y Las Rozas (Madrid), así como en la propia sede central de la Guardia Civil, en la madrileña calle de Guzmán el Bueno, entre otros.

Agentes destinados en estos lugares han servido de conejillos de indias para probar la funcionalidad de los nuevos elementos del uniforme y su resistencia al trabajo diario, según destacan fuentes del Instituto armado. Así, las clásicas camisas verdes dejarán paso a polos en dos tonos con las palabras Guardia Civil y el símbolo en amarillo. Los pantalones de pinzas dejarán paso a unos más funcionales, con bolsillos laterales. Y los zapatos serán sustituidos por unas botas calificadas en los documentos internos como "polivalentes", entre otras novedades.

El Cuerpo Nacional de Policía hizo recientemente una renovación de su imagen en la misma línea. El pasado mes de julio presentó su nueva equipación azul marino, sin corbata, con botas en lugar de zapatos y con la gorra beisbolera similar a la que dentro de poco comenzarán a lucir los guardias civiles.