Archivo de Público
Martes, 26 de Enero de 2010

Desmantelada los 'Blood', una nueva banda latina que operaba en Alicante, Valencia y Madrid

En la operación 'Carpetazo' se han detenido a 39 jóvene, diez de ellos menores de edad y de nacionalidades diferentes

PÚBLICO. ES / EFE ·26/01/2010 - 16:37h

La Guardia Civil ha desmantelado la estructura de los Blood, una banda latina que había comenzado a asentarse en las provincias de Madrid, Valencia y Alicante. Durante la operación, desiganada como Carpetazo,  la Guardia Civil ha detenido a 39 jóvenes, entre ellos diez menores de edad, y de diferentes nacionalidades.

Los arrestados, que han pasado ya a disposición judicial, están acusados de los delitos de asociación ilícita, tráfico de drogas, lesiones, amenazas, coacciones, allanamiento de morada y tenencia ilícita de armas.

El instituto armado ha intervenido un arma de fuego, con su correspondiente munición, diversas armas blancas y drogas. En los seis registros domiciliarios realizados entre Torrevieja y Madrid, los agentes también han encontrado abundante documentación propia de la banda, en la que se recogía su doctrina y sus leyes, donde se establecían normas, castigos o un lenguaje secreto.

La banda integraba a jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y los 25 años que señalizaban su territorio haciendo uso de pintadas o grafiti. Solúian verse envueltos en frecuentes peleas y riñas tumultarias y controlaban el tráfico de droga, participando en pequeños robos y hurtos.

Las investigaciones se iniciaron a mediados del pasado año cuando la Guardia Civil de Alicante detectó que en Torrevieja una banda juvenil de estructura organizada que se dedicaba a cometer diversos delitos y cuyos miembros se hacían llamar los Blood.

En una primera fase de la operación Carpetazo, desarrollada el pasado octubre, se consiguió desmantelar la cúpula de la banda, con la detención de 16 de sus integrantes, cuatro de ellos menores de edad. En noviembre eran detenidos en Torrevieja otros 19 hombres de entre 16 y 21 años de edad. Finalmente, con esta última detención en Madrid y Valencia, la Guardia Civil da por desmantelada la banda de los Blood, que había conseguido asentarse en varias provincias.