Viernes, 28 de Septiembre de 2007

La dama de látex que desafió al 'Rey de Baviera'

La CSU de Baviera, socio de Angela Merkel, elige hoy al sucesor de Edmund Stoiber// Pero la diputada rebelde que desató la tormenta tiene pocos amigos

GUILLEM SANS MORA ·28/09/2007 - 20:07h

Gabriele Pauli tiene su público. (AFP)

"A la CSU la cohesionan los contenidos, no el show". Esta frase, pronunciada por el primer ministro bávaro Edmund Stoiber ayer en el congreso que elige hoy en Múnich a su sucesor, daba cuenta del humor respondón de este político conservador el día en que cumplía 66 años.

Stoiber, en el poder desde 1993 y reelegido hace tres años con el 60,9 por ciento de los votos, se refería con el "show" a la diputada regional Gabriele Pauli, que se ha convertido en la bestia negra de la Unión Socialcristiana (CSU) , el partido hermanado de la CDU de la canciller Angela Merkel en el Estado de Baviera.

Pauli tuvo la osadía de desafiar a Stoiber, que ha gobernado Baviera casi como un rey, aunque sus aspiraciones a la cancillería federal terminaron con una dura derrota electoral a manos de Gerhard Schröder en 2002.

La CSU está viviendo estos meses su crisis más grave en décadas. El partido de marcado carácter conservador, que goza de un poder casi hegemónico en Baviera, presencia este fin de semana el adiós poco voluntario de Stoiber, en el que la célebre diputada pelirroja jugó un papel destacado.

Mujeres al poder

En enero pasado, Pauli criticó la falta de democracia interna en la CSU y reclamó más poder para las mujeres. Además, acusó a Stoiber de haber ordenado espiar su vida privada para desprestigiarla. Poco después posó con guantes de látex y aires de dominatrix en una revista masculina, algo que no fue muy del gusto de sus compañeros conservadores. A la Iglesia de la católica Baviera le molestó especialmente su reciente propuesta de los "matrimonios renovables", idea que ni siquiera ha sido suya, sino prestada, como confesó al poco, de un cabaretista político bávaro.

Pauli, de 50 años y dos veces divorciada, aspira hoy a suceder a Stoiber en la presidencia de la CSU. No va a salir, pero goza de mayor atención mediática que los otros dos candidatos: el ministro regional Erwin Huber, favorito, y el ministro federal Horst Seehofer, con menos posibilidades precisamente por sus "historias de mujeres", un adulterio y embarazo sacados a relucir por el sensacionalista Bild. En su discurso, Stoiber ni siquiera mencionó a Pauli al referirse ayer a sus posibles sucesores.

La diputada no empezó con buen pie en el congreso. No recibió ni un solo voto de apoyo su moción para que el programa del partido defina como familia a cualquier tipo de pareja con niños a su cargo.

¿Qué hace Pauli en la CSU? La CSU es partidaria del matrimonio y la familia, replicaron varios oradores en una jornada de ininterrumpida reivindicación de los valores conservadores, que el propio Stoiber, vehemente enemigo del ingreso de Turquía en la UE, dijo admirar en el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Edi Stoiber será ahora presidente de honor de la CSU. Se han reído de él porque dirigirá, sin cobrar, una comisión de expertos dedicados en Bruselas a buscar fórmulas para reducir la burocracia. Le propuso para el cargo el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, después de consultar a los jefes de gobierno de Alemania, Francia y Gran Bretaña.