Lunes, 17 de Diciembre de 2007

"Me han dejado una provincia llena de problemas"

El Jefe de la Policía de Basora se queja de la inoportuna entrega británica

PÚBLICO.ES ·17/12/2007 - 14:10h

El momento elegido por el Reino Unido para entregar Basora a los iraquíes no parece el más oportuno. El Jefe de la Policía iraquí ha descrito la provincia como un lugar donde las milicias son tan poderosas que superan a las Fuerzas de Seguridad y ejecutan a todas las mujeres que no consideran lo suficientemente islámicas.

"Me han dejado a las milicias, a los gánsteres y me han dejado todos los problemas del mundo", declaró el General Jalil Jalaf, en nuevo jefe de la Policía, en una entrevista con el Guardian.

Los británicos no lo ven tan negro y dicen que, aunque hay algunos problemas, la entrega de Basora fue adecuada y oportuna. El General Graham Binns, que llegó con las tropas británicas a Basora en 2003, dijo que la provincia había comenzado "a recuperar fuerza".

"Llegue a Basora para acabar con sus enemigos y ahora la devuelvo formalmente a sus amigos", presumió Binns.

La provincia situada en el sur y rica en recursos petrolíferos. En los últimos tres meses se ha convertido en una zona sin ley en la que 45 mujeres han sido asesinadas por comportamiento "inmoral": no ir lo suficientemente cubiertas o por tener hijos fuera del matrimonio.