Archivo de Público
Martes, 26 de Enero de 2010

Porto Alegre hace balance de sus primeros 10 años

El Foro Social Mundial vuelve a su ciudad de origen en pleno debate sobre su futuro

NAZARET CASTRO ·26/01/2010 - 03:30h

Protesta altermundialista, ayer, contra el Foro de Davos.

Han pasado diez años desde el primer Foro Social Mundial (FSM) que se celebró en Porto Alegre con un claro mensaje: Otro mundo es posible. Una década después, llega el momento de hacer balance de lo conseguido hasta el momento, de reflexionar sobre qué mundo es posible y cómo alcanzarlo; para ello, debates como el del desarrollo sostenible, la organización del Estado y los derechos y responsabilidades colectivas estarán sobre la mesa del Foro.

Se calcula que acudirán a esta décima edición del Foro unas 30.000 personas, la mayoría de ellas investigadores, activistas y jóvenes de los movimientos sociales o culturales. De confirmarse estos cálculos, sería una participación mucho menor de la que se alcanzó en la ciudad amazónica de Belén el año pasado, cuando asistieron unas 130.000 personas.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, dará empaque al encuentro con su presencia en el Foro, por más que el FSM mantenga su premisa de permanecer ajeno a los partidos político. Aunque Porto Alegre concentrará las conferencias, la reu-nión estará más descentralizada: otras cinco ciudades de la región de Rio Grande do Sul albergarán actividades.

Regreso desde India

El FSM vuelve así a su lugar de origen. Comenzó en Porto Alegre en 2001 y repitió sede en la capital gaucha hasta que en 2004 pasó a India. Para los organizadores, Porto Alegre representaba la mejor opción en una edición que tiene mucho de reflexión interna. El FSM pretende en esta ocasión mirar hacia dentro del propio proceso: se trata de conmemorar una década de acción pero, sobre todo, de pensar lo que el Foro Social debe ser en el futuro.