Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Las nevadas pueden extenderse hoy por amplias zonas de la Península

Las precipitaciones se irán extendiendo durante la tarde de hoy y mañana desde el Mediterráneo hacia el interior peninsular

EUROPA PRESS ·17/12/2007 - 13:25h

La nieve ha originado los primeros problemas en Girona. EFE

El Instituto Nacional de Meteorología prevé que se produzcan a lo largo de la jornada de hoy precipitaciones en forma de nieve en amplias zonas de la Península, a consecuencia de la inestabilidad y la masa fría de aire.

En el transcurso del día de hoy se mantendrá la inestabilidad en las regiones del Mediterráneo, con chubascos débiles o moderados y en ocasiones con tormenta. Según el Instituto, esa inestabilidad y las precipitaciones se irán extendiendo durante la tarde de hoy y el día de mañana hacia el interior peninsular, cubriendo gran parte de la cuenca del Ebro y de la zona centro. Las precipitaiones podrían incluso aumentar en intensidad y frecuencia, llegando a última hora de mañana hasta el noroeste peninsular.

Menos posibilidades de nieve a partir de mañana 

Al ser muy fría la masa de aire que nos afecta la cota de nieve está siendo bastante baja, en torno a 600 metros en el área mediteránea y con tendencia a bajar, y podrá llegar hasta los 200 metros en el valle del Ebro, los 600 ó 700 metros en las dos mesetas y los 800 ó 1000 metros en el sureste peninsular. En el transcurso del día de mañana martes la cota de nieve tenderá a subir.

Por otro lado, a partir de mañana día 18, llegará por el oeste una borrasca atlántica, con un sistema frontal asociado cuyo frente frío afectará de forma significativa a Canarias, dando lluvias y chubascos frecuentes en todas las islas, pudiendo alcanzar las precipitaciones cierta intensidad e ir acompañadas de vientos fuertes.

Previamente a la entrada del sistema frontal por el oeste de la Península, aumentarán de forma significativa los vientos, con dirección sureste, especialmente en la vertiente atlántica. En los días sucesivos las precipitaciones afectarán principalmente al cuadrante suroccidental de la Península y a la vertiente mediterránea.