Archivo de Público
Lunes, 25 de Enero de 2010

Un poeta raro contra el desaliento

EL festival Pepe Sales homenajea la figura de Pedro Casariego Córdoba

PEIO H. RIAÑO ·25/01/2010 - 08:20h

Nigro - Pedro Casariego Córdoba falleció en 1993.

Pedro Casariego Córdoba sólo tenía miedo a una vida sin incendios. "Esta vida demasiado plácida me extingue", escribió en el poema que más tarde plagiaría Enrique Bunbury, en la versión del "hombre delgado que no flaqueará jamás". La amenaza para este poeta fue que se le estropeara el alma, "estar encima de un tejado blanco, debajo de un cielo azul, muy aburrido, sin nada que hacer, con un pitillo y un zumo de naranja en la mano, es estar llamando a la felicidad", contaba el malogrado autor en conversación con José Luis Gallero y José María Parreño, en una entrevista publicada en Sur Exprés.

Le angustiaba la pereza, pero tampoco le iba la fiesta. "Probablemente sonríe su hermano Nicolás Casariego "estaríamos aquí todos menos él. Sería el último lugar en el que le veríamos, pero estaría feliz por saber lo que se está celebrando".

La gente se llevó los versos: "¡Vuelve, romanticismo, vuelve!"

No a los agasajos

Acaban de soltar mil globos rojos, con poemas de Pedro grabados. "Va por ti, Pedro, te queremos", se oye por la megafonía. Hay gigantes y cabezudos, charanga, un escenario, micrófonos y sirenas, una grúa, mucha gente y un mercadillo de frutas y hortalizas. Por el mismo precio, la gente de Girona se llevó a casa versos como: "¡Vuelve, romanticismo, vuelve! ¡Tengo una caja de bombones para ti!". Tan fresca.

No, a PeCasCor (apodo favorito del poeta, nacido en Madrid en 1955 y muerto en 1993) no le gustaba que le agasajaran el alma, pero construía tal y como se ha levantado la tercera edición del Festival Pepe Sales, hasta el próximo miércoles 26: sin ayudas institucionales, sin solemnidad, sin fanfarrias. Era un poeta de la calle que se escondía de los demás. "Todo es perfecto. Estas celebraciones tienen la mezcla de locura que tenía la poesía de Pedro", recuerda su hermano Nicolás. De hecho, estos días aparecerá una poeta china que ha traducido los poemas de PeCasCor y los leerá en su idioma.

"La poesía romántica de Pedro rompe la superficie del tópico del amor"

Donde no llega la política

"La poesía romántica de Pedro rompe la superficie del tópico del amor y la ternura para enfrentar al hombre consigo mismo. Fue un poeta raro, inclasificable, clarividente y apasionado. Demostró que la poesía te empuja lejos de tus seguridades", suelta exultante al bajar del escenario Jorge Morales, poeta y director de la revista Llop Ferotge. No menos alegre aparece su compañero de grupo, David Casadella, que se muestra orgulloso de ir con la poesía donde la política no llega: "Pasamos del discurso de enfrentamiento oficial entre Catalunya y Madrid. Homenajeamos en Girona a un madrileño que escribía en castellano, porque en la poesía no existen distancias".

Pedro vuelve a la calle tal como fue, sin el papel de artista. Sólo fue un talento sin causa, una hoguera que no muere. Un cometa impredecible que prefirió apartarse antes de estrellarse, antes de desaparecer por dentro. Nos quedamos con las palabras de Consol Ribas, directora del Festival: "Esto no ha hecho más que empezar, que se preparen los tibios".