Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Una operación de la Policía de Murcia y Alicante permite la aprehensión de 2.500 kilos de hachís

EFE ·17/12/2007 - 13:55h

EFE - En la imagen del pasado día 13, vista de los 4.200 kilos de hachís que iban a ser desembarcados en una playa de Oliva, en Valencia, y que han sido incautados por la Policía en la denominada operación "Kika".

Una operación conjunta llevada a cabo entre la Policía Nacional de Murcia y la de Alicante ha permitido la aprehensión de 2.500 kilogramos de hachís, según adelantó hoy el delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Ángel González.

González explicó que esta operación, a la que se han tenido que dedicar "grandes medios" ha permitido localizar esta droga, que al parecer se distribuía en camiones.