Archivo de Público
Lunes, 25 de Enero de 2010

"El jazz es un proceso, una manera de pensar, de ser creativo"

El legendario guitarrista publica su primer disco, titulado 'Orchestrion' y grabado con robots musicales

CARLOS FUENTES ·25/01/2010 - 08:15h

Pat Metheny, un músico que persigue la innovación.

La panoplia de instrumentos que se apiñan en el estudio invita a la confusión. Parecen más los aperos que Alan Lomax pudo recolectar en toda su vida que los instrumentos de un músico actual. Pat Metheny (Missouri, 1954) vuelve a jugar al despiste.

Con tres décadas largas de carrera, este ganador de 17 premios Grammy (diez consecutivos) estrena invento. Gestado como un disco-mecano, Orchestrion explora los sonidos de instrumentos tuneados y otras herramientas de nuevo diseño que el guitarrista desarrolló durante un año con los ingenieros de Lemur (League of Electronic Musical Urban Robots). Metheny visitará en febrero nuestro país para actuar en cuatro ciudades: Madrid (día 18, Circo Price), Valladolid (día 19, Teatro Calderón), Logroño (día 20, Auditorio La Rioja) y Barcelona (día 21, Auditori).

¿Quién es a día de hoy Pat Metheny?

Un músico que intenta buscar cosas nuevas. Explorar a fondo cada idea que tengo, pero que resultan ser auténticas. Es lo que mejor me define. Aunque lo intente, no puedo evitar probar cosas nuevas. Es como una necesidad interior. Y soy afortunado porque haber seguido ese instinto, creo, ha sido lo correcto.

¿Y por qué ahora este proyecto tan ambicioso, Orchestrion?

Es una idea infantil, de cuando tenía 9 años. Mi abuelo era buen músico, trompetista, y tenía una pianola antigua en el sótano. Era fascinante, y así me interesé mucho por esos instrumentos. Los medios técnicos han evolucionado mucho desde esos años, y ahora ya se puede tener verdadero control sobre la dinámica del sonido. En el concierto por el 70 cumpleaños de Steve Reich en el Carnegie Hall toqué Electric counterpoint, que Steve escribió para mí en los ochenta. Fue en ese momento, hace tres años, cuando me convencí de que mi idea podía salir adelante. Si funciona en el Carnegie Hall, era el momento de intentarlo.

Ha trabajado con diseñadores de robots musicales. ¿Cómo fue la experiencia?

Fantástico. Son unos genios de este trabajo, están en plena vanguardia. Me ayudaron mucho para adaptar instrumentos ya existentes, e incluso tuvieron que crear algunos instrumentos nuevos que se ajustaran a las necesidades de sonido que yo planteaba. Los técnicos de Lemur hilaron fino para potenciar la calidad de sonido de los instrumentos, dando incluso más de lo que ya existía.

Orchestrion suena delicado y a la vez vigoroso, robusto. ¿Qué buscó en su creación?

Hay un par de cosas. Trabajar con estos instrumentos se volvió bastante funcional porque me han permitido componer y realizar obras por secciones. Fue una sorpresa agradable ver que las cosas funcionaban. Y dar con una dinámica positiva siempre ha sido fundamental para mi manera de trabajar.

Un disco útil en una época en la que prima la tecnología sobre el talento. Quizá es que la música se ha vuelto, en determinadas ocasiones, demasiado sofisticada.

¿Qué quieres decir con sofisticada?

Sofisticada quiere decir compleja, pero poco nutritiva.

Te entiendo. Parte de esta situación viene de la utilización de la electricidad para hacer música. Es irónico que lo diga yo, que llevo toda la vida tocando la guitarra eléctrica y que he estado relacionado con la técnica desde hace 40 años. Pero llevar tanto tiempo con la música eléctrica permite ver la música acústica como algo más genuino; o más nutritivo, como tú has dicho. Es una paradoja: lo que hace único al disco es que he aprovechado medios modernos para grabar, pero lo que suena es acústico. Y la música acústica es eterna.

Y a todo eso, ¿qué fue del jazz?

El jazz es un proceso. Es una manera de pensar, de ser creativo. Cuando la gente habla de jazz como estilo musical siempre surge una discusión por unos creen que esto o aquello no es jazz. Y yo creo que el jazz es una forma musical que puede incluir diferentes formas de expresión musicales. Un músico de jazz es aquel que entiende la música de una manera como sólo él puede hacerlo.

Es el camino.

Sí, es el camino. Es una buena forma de expresarlo.

Toda la información sobre su nuevo proyecto:

www.patmetheny.com