Archivo de Público
Domingo, 24 de Enero de 2010

"Nos llaman ni-ni porque somos vagos"

Pedro José Higueras. Con 20 años, ‘Coe’ no tiene trabajo y apenas estudia, aunque asegura que esta situación es temporal. Este joven de Madrid se ha propuesto hacer una carrera

ROCÍO AGUILAR ·24/01/2010 - 08:00h

"Trabajo cero y estudio prácticamente cero". Pedro José Higueras, Coe para su familia y sus amigos, reconoce que es "un poco ni-ni", pero sólo "por un tiempo". A punto de cumplir los 21 años, este madrileño vive con su madre y dos de sus hermanas en el centro de la capital. Le quedan dos asignaturas (Filosofía e Inglés) para terminar Segundo de Bachillerato. Sólo asiste a clase un par de horas a la semana. El resto del tiempo lo dedica a "estar en casa, jugar a la Play, ir de cañas con los amigos, salir de fiesta y el fútbol". Su problema, dice, es que no sabe qué estudiar.

"La gente que ni estudia ni trabaja es porque puede seguir en su casa"

Educado, simpático, sin complejos y muy sincero, reconoce que, "si nos llaman generación ni-ni, es porque somos unos vagos". "Nos gusta que nos lo den todo hecho. La gente que ni estudia ni trabaja es porque puede seguir en su casa tan a gusto. Sus padres siempre les van a dar dinero, comida y lo necesario para vivir", admite. Asegura, eso sí, que sólo tiene una obligación, a la que no falta nunca: ir todos los días a buscar a su tía, que está enferma, a la salida del médico.

Confianza materna

Coe afirma que tiene mucha confianza con su madre y una buena relación con sus cuatro hermanos, aunque no siempre ha sido tan sencillo. Cuando tenía 3 años, su padre "hizo la del tabaco". "Se fue a Venezuela y nos dejó tirados", recuerda. Desde entonces, ha vivido a caballo entre Madrid y Cadalso de los Vidrios, a 80 kilómetros de la capital. Su madre, a la que define como "una trabajadora incansable", se quedó sola con cuatro hijos pequeños, hasta que conoció a otra pareja y, con su ayuda, construyó una fábrica en el pueblo. "Trabajaban de lunes a domingo y apenas podía estar con ella", cuenta.

"Si no me pongo a estudiar ya, nunca voy a conseguir nada"

Coe reconoce que nunca le ha faltado de nada: "Tengo dinero para mis fiestas, salgo cuatro días a la semana, dos en Madrid y otros dos en el pueblo, y me voy de compras de vez en cuando". Sobre su situación, piensa que simplemente hubiera necesitado "más orientación" para saber hasta dónde puede llegar y qué estudiar.

A diferencia de otros ni-ni, este joven sostiene que sí tiene planes de futuro: su novia. "He conocido a una chica que me tiene loquito", confiesa. La joven, que está a punto de acabar la carrera de Derecho, le anima a seguir estudiando. "En sólo unos meses va a conseguir lo que mi madre lleva intentando desde hace años", bromea. Por eso, se ha puesto una meta: "En junio ya sabré qué estudiar y me encantaría poder hacer una carrera universitaria".

Coe lo tiene claro. Está convencido de que algunos jóvenes se hacen los remolones y ponen la crisis como excusa para no trabajar. "Se puede necesitar ayuda para encontrar trabajo, que ahora es muy difícil, pero, si no sabes hacer nada, ¿en qué vas a trabajar?", reflexiona. Y concluye con un propósito: "Ahora hago lo que quiero pero, si no me pongo a estudiar ya, nunca voy a conseguir nada".