Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Abás pide el cese de los asentamientos israelíes en los territorios en la Conferencia de París

EFE ·17/12/2007 - 08:31h

EFE - El enviado europeo para el proceso de paz en Oriente Medio, Tony Blair, en declaraciones a la prensa después de su reunión con el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak , y el primer ministro palestino Salam Fayyad, en Jerusalén, el pasado 13 de diciembre.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, pidió hoy a Israel que "cumpla con sus compromisos" y ponga fin a la expansión de sus asentamientos en los territorios, a la vez que exhortó a la comunidad internacional a dar una "rápida" ayuda financiera para evitar una "catástrofe" en Gaza.

Abás intervino en la apertura en París de la Conferencia de Donantes para un Estado palestino, en la que la ANP espera recaudar 5.600 millones de dólares (3.800 millones de euros) para financiar su programa de reformas en los tres próximos años.

Los palestinos "nos mantendremos fieles a todos los compromisos y esperamos que los israelíes hagan lo mismo", dijo Abás, al pedir a Israel que "ponga fin a la expansión de los asentamientos y a las 127 colonias que ha creado desde 2001".

Instó al Estado hebreo a levantar el medio millar de controles desplegados en Cisjordania, así como liberar a los detenidos palestinos encarcelados en sus prisiones.

El presidente de la ANP se dirigió a la comunidad internacional para pedirle que vaya "más rápido" y más lejos que las meras medidas "de urgencia y provisionales" de ayuda al pueblo palestino.

Aunque el plan trienal de reformas del Gobierno prevé medidas para el desarrollo de todos los territorios palestinos, incluido Jerusalén Este, Abás hizo hincapié en la necesidad de intervenir en la franja de Gaza para evitar la "catástrofe".

La franja, bajo poder del movimiento islamista de Hamás desde que tomó su control por la fuerza el pasado junio, es blanco de "un bloqueo injusto" sufrido en la piel de sus habitantes y no de los "golpistas", declaró Abas.

La ANP, que destina más de la mitad de su presupuesto a la franja de Gaza para pagar el sueldo a 77.000 funcionarios y ayudar a las familias más pobres, no podrá aguantar mucho tiempo más, según el líder palestino.

"Si el golpe de Estado prosigue, no podremos continuar pagando sin una ayuda" suplementaria de la comunidad internacional. advirtió.

Exhortó a las 90 delegaciones de Estados y de instituciones internacionales que participan en la conferencia a "desplegar todos los esfuerzos para aprovechar esta oportunidad única", abierta en la cita de Annapolis del pasado 27 de noviembre, que relanzó el proceso de paz en vistas a la creación de un Estado palestino.