Lunes, 17 de Diciembre de 2007

Un Valencia en horas bajas debuta en su competición maldita

EFE ·17/12/2007 - 12:18h

EFE - Imagen del partido correspondiente a la decimosexta jornada de Liga que jugaron el Valencia y el Barcelona, este fin de semana.

El Valencia debuta el miércoles ante el Real Unión de Irún en la Copa del Rey, la competición que más problemas y quebraderos de cabeza le ha creado en la última década, en un momento de horas bajas en cuanto a juego y resultados.

Tras una larga racha de derrotas en la Liga y eliminado de la Liga de Campeones, el Valencia se estrena en la tercera de las competiciones en la que tiene que participar en esta temporada y lo hace con la intención de encontrar fuerzas para salir a flote en la Liga y truncar una racha maldita desde que lograra su último título copero en Sevilla en junio de 1999.

Nueve años después de ganar la final contra el Atlético de Madrid en el estadio de La Cartuja, con dos goles de Claudio López y uno de Gaizka Mendieta, el equipo todavía no ha sido capaz de ofrecer una sola satisfacción en esta competición, en la que la historia reciente apenas deja algo más que polémica e incidentes.

Clubes como el Guadix, el Novelda, el Alicante o el Lleida se han hecho un hueco en la historia copera por haber sido capaces de superar en los últimos años a un Valencia que avanzaba a paso firme en las competiciones europeas y se encontraba entre los mejores de la Liga española.

El Valencia estrenó el título del 99 con una eliminatoria a doble partidos a las primeras de cambio con Osasuna, un equipo entonces de Segunda División, que ganó por 3-0 en El Sadar y perdió por 2-0 en Mestalla.

En la campaña siguiente, en una eliminatoria a partido único, un empate a cuatro goles ante un equipo de la cola de la Segunda División B, el Guadix, se resolvió en el desempate por penaltis a favor del equipo andaluz, mientras que en la Copa 2001-2002, el que iba a ser campeón de Liga cayó ante el Novelda, también de Segunda B.

El equipo alicantino perdió por 0-1 en su campo, pero reclamó una alineación indebida en el Valencia, que perdió la eliminatoria por una decisión federativa.

Un año después llegó el cuarto fracaso consecutivo cuando un empate a tres ante el Alicante también se resolvió en contra del Valencia en el lanzamiento de penaltis. En aquel partido el Valencia llegó a ir por delante en el marcador (1-3) hasta bien avanzada la prórroga.

La Copa del Rey 2003-04 puede considerarse normal en lo futbolístico, ya que el equipo cayó en cuartos de final contra el Real Madrid, pero previamente, en la primera ronda, una agresión al árbitro en Castalia ante el Castellón provocó la suspensión del encuentro y la reanudación a puerta cerrada a partir del lanzamiento de un penalti que encarriló el triunfo valencianista por 1-3.

Un año después el paso del Valencia por el torneo copero se limitó a la derrota en un partido único ante el Lleida en tierras catalanas por 1-0.

Para la campaña 2005-06 quedaba reservada una nueva polémica, ya que el Valencia debió completar a puerta cerrada en Mestalla una eliminatoria con el Deportivo de La Coruña por la agresión a un juez de línea con una moneda. La derrota por 1-0 en Riazor, unida al empate a uno en terreno valencianista, dejó al equipo fuera del torneo en cuartos.

Finalmente en la pasada campaña, la eliminatoria de octavos de final ante el Getafe empezó con una igualada a uno en tierras madrileñas. La ronda parecía encarrillada, pero el Getafe desarboló al Valencia en Mestalla, ganó por 2-4, y se clasificó.