Archivo de Público
Viernes, 22 de Enero de 2010

La maldición bíblica de las vacas flacas

Revelador informe de McKinsey

ERNESTO EKAIZER ·22/01/2010 - 07:00h

En el sueño del faraón, según relata el libro del Genésis, las vacas flacas que devoraban a las vacas gordas eran siete. En el informe del think tank de la consultora McKinsey, las vacas flacas, como las meigas, haberlas haylas.

Pero en lugar de ser categóricamente siete pueden ser seis. Esto es lo que resulta de analizar grandes episodios (un total de 45 casos) de crisis crediticia desde la Gran Depresión de los años treinta del siglo pasado a través del estudio de un grupo de diez países de economía "madura" (entre ellos España) y cuatro países "emergentes".

Las desigualdades se han paliado con el mayor acceso al crédito

Hasta ahora, todos los diagnósticos sobre lo que puede llamarse acertadamente la Nueva Depresión solían centrarse en los desequilibrios globales que se han venido consolidando en el curso de los últimos diez años (déficit por cuenta corriente de unos países y superávit de otros). Sin embargo, el problema de la desigualdad en la distribución de los ingresos ha ocupado muy poco lugar en el análisis económico de moda.

Expansión del crédito

La desigualdad en cada uno de los países llamados maduros hubiera dado lugar, normalmente, al subconsumo, esto es, a una caída del consumo en tanto componente del Producto Interior Bruto (PIB) y, al tiempo, a una protesta social generalizada.

Pero el funcionamiento del sistema capitalista encontró el mecanismo para solucionar (aparentemente) este problema a través de una expansión sin precedentes del crédito. La demanda agregada en los principales países fue apuntalada por el crédito, la deuda y la inversión especulativa.

En España, el endeudamiento ha crecido más en los hogares más pobres

El informe de McKinsey nada dice de todo esto, pero los datos que aporta sobre España y su comparación con los otros países tienen gran interés. España es el país en el cual el endeudamiento de los hogares en relación con los ingresos disponibles creció más entre 2000 y 2008: un 88%. El ratio deuda sobre ingresos disponibles era del 69% en 2000, mientras que en 2008 era del 139%.

Italia sigue a España con un crecimiento del 76%, Corea del Sur con el 73% y EEUU con el 33%. En Alemania ha habido desendeudamiento (-14%) y en Japón también (-10%). Pero a diferencia de EEUU y la mayoría de los otros países, según señala el informe, "en España el endeudamiento se incrementó más entre las familias más pobres".

Para McKinsey el matiz es relevante a la hora de saber cómo será el proceso de reducción de deuda (desapalancamiento), ya que, según señala, los segmentos más pobres de la sociedad, que no tienen capacidad de ahorro, "reducen su deuda a través del default (impago), con escaso impacto en el consumo pero elevado coste para el sistema bancario".

Las familias españolas debían hasta el pasado 30 de septiembre 943.870 millones de euros, un 0,6% menos que en el tercer trimestre de 2008 o un 94% del PIB. La larga marcha del desen-deudamiento sólo acaba de empezar.