Archivo de Público
Viernes, 22 de Enero de 2010

El Gobierno cambia su calendario de reformas

El 5 de febrero presenta su propuesta para el mercado laboral

BELÉN CARREÑO ·22/01/2010 - 06:45h

Zapatero y Corbacho, con la representación de los sindicatos europeos. - A. NAVARRETE

La presión unívoca de patronal y sindicatos ha obligado al Gobierno a cambiar su calendario de reformas. Finalmente, será el 5 de febrero la fecha "definitiva", según el Gobierno para que sus propuestas de reforma laboral y de las pensiones vean la luz.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el pasado 30 de diciembre que hoy presentaría una propuesta para una reforma laboral y el 29 de enero su plan de mejoras para el sistema de pensiones. Sin embargo, patronal y sindicatos se han opuesto frontalmente a este calendario, especialmente al de la reforma laboral, y el miércoles expresaron al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, su deseo de retrasar en lo posible la presentación de las propuestas del Gobierno.

Finalmente, el propio jefe del Ejecutivo, según relató Corbacho, accedió al cambio de fechas en pro de que patronal y sindicatos cierren sin interferencias las conversaciones bilaterales que mantienen en estos momentos. La decisión del cambio de agenda fue muy rápida, ya que, pocas horas después de que concluyera la primera reunión de la Comisión de Seguimiento del Diálogo Social el miércoles por la noche, el titular de Trabajo llamó a los secretarios generales de UGT, Cándido Médez, CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y al presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, para anunciarles la contestación positiva de Zapatero.

Corbacho entiende que reforma laboral y pensiones están "interrelacionadas", por lo que ambas propuestas se concretarán el mismo día.

Corbacho entiende que reforma laboral y pensiones están "interrelacionadas"

El retraso en las fechas es un bache en el camino a la intención anunciada por Zapatero de cerrar algún acuerdo social en el primer trimestre del año. Sin embargo, Corbacho aseguró ayer que en esta ocasión el Gobierno no tiene prisa. "Cuanto antes saquemos cosas, mejor", dijo el ministro, que matizó que "no nos vamos a mover por una cuestión de tiempo, de días, de semanas". Esta postura choca un poco con el ultimátum de Corbacho, quien ha advertido a los agentes sociales que "no habrá más retrasos".

La fecha del 5 de febrero acota en el tiempo la negociación colectiva que mantienen las centrales sindicales con los empresarios. Precisamente, la necesidad de discutir con libertad en este foro bilateral llevó a los interlocutores sociales a solicitar el cambio de fecha. Las conversaciones en el pacto de convenios están muy avanzadas, pero sólo restarían dos semanas para consolidar estos avances antes de que se reanudara el trabajo en las mesas de diálogo tripartitas.

Patronal y sindicatos negocian ahora un acuerdo plurianual, que podría llegar hasta 2012 ó 2013, que incluye la actualización de los salarios. La intención de los sindicatos es que se logre una subida moderada el primer año de entre el 1% y el 2%, pero que los trabajadores recuperen el poder adquisitivo a lo largo de la duración del convenio. Además, los agentes sociales también quieren abordar la reordenación del tiempo de trabajo y la reforma de la negociación colectiva, para luego llegar a acuerdos de más alcance con el Gobierno sobre unas bases consensuadas.