Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Occidente reabre el grifo de ayuda a los palestinos

Los fondos recaudados irán destinados al Gobierno de Abás, olvidando a Gaza

EUGENIO GARCIA GASCON ·16/12/2007 - 22:51h

Representantes de 90 países y organizaciones internacionales se reúnen hoy en París con el objetivo de recaudar fondos para los palestinos y apoyar el futuro del proceso de paz.

La mayoría de los asistentes ya participaron el 27 de noviembre en la conferencia de Annapolis, en Estados Unidos, en la que israelíes y palestinos se comprometieron a llegar a un acuerdo de paz antes de finales de 2008.

El presidente Mahmud Abás ha solicitado a los donantes 5.600 millones de dólares, unos 3.800 millones de euros, simplemente para poner en marcha la economía de Cisjordania, un objetivo que parece imposible de cumplirse debido a los férreos controles militares israelíes que de antemano estrangulan cualquier intento de reflotar la economía.

El sectarismo que prevalece entre los palestinos hace que el dinero que se recaude vaya casi exclusivamente a Cisjordania y que nada o casi nada, llegue a la franja de Gaza, que es la región más necesitada debido al brutal embargo que Israel impuso hace seis meses, tras caer la franja enpoder de Hamás.

Lo que es seguro es que el dinero no servirá de nada a familias como la de Kamal Bassam que ayer por la mañana, en Beit Lahia, en la franja de Gaza, todavía no sabía qué iba a dar de comer a sus hijos al mediodía.

Estados Unidos ha dicho que en París entregarán a Abás un cheque por entre 500 y 600 millones de dólares, aunque no precisaron si ese montante incluye los 400 millones que el presidente Bush ha solicitado al Congreso este año.

El Reino Unido y Alemania también han indicado su intención de donar cientos de millones de dólares, y se espera que en las próximas horas otros países desarrollados se sumen a la iniciativa deWashington.

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, anunciará mañana en París la cuantía de la aportación española. Desde el Ministerio se indicó, sin precisar la cifra, que se tratará de una cantidad "sustancial".

Pendientes de Israel

Suponiendo que Abás logre recaudar los 5.600 millones de dólares, el grueso de ese dinero servirá para financiar las nóminas de los funcionarios leales al Gobierno de Ramala, y habrá muy pocas iniciativas o proyectos de desarrollo al margen de la financiaciónde los salarios.

"El plan de desarrollo sólo será efectivo si se avanza en el proceso de paz si no se ponen obstáculos al desarrollo económico de Palestina, si Israel detiene la expansión de los asentamientos judíos y si se supera la división interna palestina", declaró la ministra de Desarrollo alemana, HeidemarieWieczorek-Zeul.

Por el momento no hay ninguna señal de que el primer ministro israelí, Ehud Olmert vaya a cambiar su política hacia los palestinos.