Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

Detenciones en Moscú tras una marcha por activistas asesinados

Reuters ·19/01/2010 - 20:49h

La policía de Moscú detuvo el martes a 24 personas después de una manifestación anti fascista para conmemorar el primer aniversario de la muerte de un abogado de derechos humanos y una periodista, según dijo el martes un portavoz de la policía.

Los manifestantes, que atribuyen los asesinatos a formaciones nacionalistas y pidieron medidas contra los grupos de extrema derecha, afirman que Rusia se arriesga a convertirse en un estado policial. Su manifestación provocó una contra protesta de un pequeño grupo de personas que gritaba frases racistas.

Unas mil personas se reunieron a 20 grados bajo cero para dejar coronas de flores en la calle donde Stanislav Markelov y la reportera Anastasia Baburova fueron asesinados cerca del Kremlin, el 19 de enero de 2009, un crimen del que un tribunal moscovita culpó a nacionalistas.

Sin embargo, la policía de la ciudad detuvo a 24 de los manifestantes.

"Estas 24 personas fueron detenidas después de intentar celebrar una marcha ilegal. Había un acuerdo con las autoridades por una manifestación, pero después de la manifestación provocaron a la policía al intentar celebrar una marcha", afirmó el portavoz policial.

Los críticos con el Kremlin, como el gran maestro del ajedrez Garry Kasparov, denuncian que en la protesta, los rusos que denunciaron la falta de cumplimiento de la ley estaban siendo atacados y que nadie ha sido condenado por una serie de asesinatos de periodistas y activistas de derechos humanos.

ASESINATOS

Se ha acusado a Rusia de hacer demasiado poco para resolver una serie de estos asesinatos, incluyendo el de la reportera Anna Politkovskaya en 2006. La periodista trabajaba en el mismo periódico que Baburova, Novaya Gazeta.

En noviembre, Yevgeniya Khasis y Nikita Tikhonov comparecieron ante el tribunal por su implicación en los asesinatos de Markelov y Baburova. El servicio secreto ruso atribuyó los crímenes a "nacionalistas fuertemente armados".

"Todos estos asesinatos están conectados. Toda la gente que muere es odiada por las autoridades", dijo Kasparov.

"La gente que denuncia la falta de ley, que defiende los derechos de los ciudadanos rusos, que está intentando defender nuestros derechos constitucionales, se convierte en la víctima de ataques. Sólo a través de nuestros esfuerzos conjuntos podemos parar y evitar esta temible tendencia de Rusia hacia convertirse en un estado policial", añadió.

Uno de los manifestantes pidió a las autoridades que tomen medidas sobre el nacionalismo extremo.

"Organizamos esta protesta para recordar a nuestros amigos que fueron asesinados y a todos aquellos que han sufrido en Rusia en ,amos de los neo nazis", afirmó Alexander, un organizador de la manifestación que no quiso dar su nombre completo.

"Tristemente, la xenofobia ha aumentado desde la ruptura de la Unión Soviética y tenemos miedo", dijo. Un grupo de unos 50 hombres con pasamontañas celebró una contra protesta cantando frases como "adelante con la raza rusa".

"Estoy aquí porque quiero que la raza eslava pura continúe. Quiero decirle a toda esta gente que tiene sangre del este que vuelva a donde pertenece", afirmó un joven que dijo trabajar en el departamento de seguridad de una empresa de seguros, pero declinó dar su nombre.