Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

La viuda dejó de hablar con los Larsson hace tres años

Eva Gabrielsson no podrá terminar la cuarta parte sin conseguir los derechos

PAULA CORROTO ·19/01/2010 - 22:00h

G. del Río - La viuda de Larsson no quiere que se rueden más películas de Millennium.

Las 200 páginas que Stieg Larsson dejó escritas sobre el cuarto volumen de Millennium podrían tener su continuidad de la mano de su viuda, Eva Gabrielsson. Según manifestó ayer en Madrid, ella se ha ofrecido para terminar ese cuarto libro. "Pero para ello necesito los derechos y todavía no me los han ofrecido".

Esta es una muestra más de la batalla judicial que Eva Gabrielsson tiene con los familiares de su marido tras su repentina muerte en 2004, antes de que estallara el fenómeno de la trilogía. Ambas partes continúan en un pleito por el legado, aunque Gabrielsson constató ayer que desde el verano de 2005 no ha mantenido ningún tipo de conversación ni con el padre ni con el hermano de Larsson. "No me han hecho ninguna propuesta", afirmó. No hay, como se especuló, un ofrecimiento por parte de los familiares de 1,92 millones de euros y un tercio de los derechos de autor.

Un mito en venta

Su viuda se mostró prudente en todo lo concerniente a la herencia de Larsson. También dolida con respecto al boom mediático despertado por Millennium, del cual se han vendido 22 millones de ejemplares en 42 países. "Una industria multimillonaria ha convertido a mi marido en un mito en ventas. El fenómeno ha hecho que nada de nuestra vida común haya sido respetado", aseguró.

De ahí que no se refiriera precisamente con buenas palabras a las adaptaciones cinematográficas de la trilogía. "Sólo he visto la tercera, pero no fui a la première porque preferí verla con los extras que participaban. Y creo que podría ser mejor. No se refleja el ambiente de un periódico y del personaje de Erika se han eliminado muchos matices". En este sentido, apuntó que no le gustaría que se hiciera una posible película del cuarto libro. La viuda de Stieg también manifestó que no sabe nada del acuerdo que Hollywood podría tener con los herederos para una adaptación, aunque, según leyó en la prensa norteamericana, cree que esta negociación "se encuentra parada. Estados Unidos es un país muy moralista y no quieren escándalos".

Gabrielsson acudió ayer a Madrid para recibir un premio en nombre de su marido de parte del Centro Internacional de Prensa. Larsson fue galardonado por su defensa de los derechos humanos. No es el primer premio que recibe en España. Ya en septiembre de 2009 fue condecorado por el Consejo General del Poder Judicial por su lucha contra la violencia de género.

"Los libros de Millennium dicen la verdad sobre esta problemática, y con este tipo de literatura podemos acercarnos a los protagonistas y entender qué nos quieren transmitir. Además, esto une mucho a las personas", argumentó acerca del poder de la ficción para contar hechos reales y ayudar a defender los derechos humanos.

En este sentido también hizo su apunte sobre el personaje de Lisbeth Salander como modelo femenino: "No creo que sea un buen modelo, pero ojalá ninguna mujer haya pasado por lo que pasó ella. Aun así, ni las buenas personas son perfectas ni las malas, monstruosas".