Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

Jamenei advierte a la oposición antes del día de la revolución

Reuters ·19/01/2010 - 18:45h

El líder supremo iraní pidió el martes a la oposición que se distancie de los enemigos occidentales de la república islámica, en una advertencia ante posibles manifestaciones contra el Gobierno el próximo mes.

La tensión ha crecido en Irán, después de que ocho personas murieran en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y partidarios de la oposición en el día de Ashura, una festividad religiosa chií que se celebró el 27 de diciembre.

Fueron los peores incidentes registrados en el país petrolero desde las manifestaciones que siguieron a las polémicas elecciones presidenciales del año pasado, y se vieron seguidos de las detenciones de varios líderes pro reformistas.

Pese al aumento de la presión, se espera que los opositores intenten tomar de nuevo las calles el 11 de febrero, cuando Irán celebra el trigésimo primer aniversario de la revolución islámica de 1979.

El líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, que se ha alineado con los partidarios de la línea dura al pedir medidas más duras contra los manifestantes, dijo que los enemigos de Irán intentan dañar su unidad.

Las autoridades afirman que las manifestaciones masivas de oposición que se produjeron tras las elecciones de junio están apoyadas por extranjeros, que intentan socavar el liderazgo clerical.

"Todas las partes con diferentes tendencias deberían claramente distanciarse de los enemigos, particularmente las élites influyentes deberían evitar hacer comentarios ambiguos (...) cuando potencias arrogantes y opresoras adoptan posturas anti islámicas", declaró Jamenei.

Refiriéndose a las congregaciones auspiciadas por el Estado que se producen habitualmente en el aniversario de la revolución, Jamenei señaló que los "enemigos están preocupados por la enorme presencia de nuestra nación" ese día y que no podrían socavar la revolución islámica.

Sin embargo, en una señal de rebeldía y oposición continua, el ex presidente reformista Mohamad Jatami ha acusado a las autoridades de lanzar una "nueva ola de presiones" y defendió que la gente siga protestando por el resultado electoral.