Domingo, 16 de Diciembre de 2007

La economía de las familias españolas empeora

El 19,6% de los hogares dice que la situación de sus cuentas es mala. En octubre, sólo opinaba así el 13,6%

PÚBLICO.ES ·16/12/2007 - 19:08h

Empeora la percepción de la situación económica de las familias. Según el último Publiscopio, el 19,6% de los hogares españoles ven mal el estado de sus cuentas, seis puntos más que en octubre pasado.

En ese lapso de tiempo, se ha producido un repunte de la inflación hasta el 4,1%, la mayor tasa interanual desde enero de 2006. El incremento se ha debido, además, al encarecimiento de productos que condicionan fuertemente las decisiones de compra de las familias, como los derivados del petróleo y los alimentos.

Mirando atrás, un 46,2% de los encuestados dice que su situación económica está igual que hace un año; un 8,6% asegura que está mejor y un 44,9%, que marcha peor.

Tras una mejoría transitoria en noviembre, las percepciones positivas de la evolución en el último año caen cuatro puntos respecto a octubre, mientras que las percepciones negativas se incrementan once puntos.

El futuro

También empeora notablemente la idea sobre la evolución que cabe esperar durante los próximos doce meses. Sólo un 14,1% de los encuestados apuesta por una mejora de su situación económica; en noviembre, lo decía un 27,2%, prácticamente el doble; y en octubre, un 19,2%.

Ese mes, la inflación ya había dado un primer aviso, al repuntar nueve décimas, hasta el 3,6%. Mientras, casi un tercio de los encuestados es pesimista sobre el futuro de su situación económica, frente al 23,4% de octubre y al 24,2% de noviembre. El 43,1% cree que sus cuentas seguirán igual dentro de un año.

Preguntados por las perspectivas de conservar el empleo actual, el 83,7% de los encuestados apuestan por ello. El porcentaje es prácticamente el mismo que en octubre y noviembre, aunque desciende ligeramente.

En el caso de los trabajadores ocupados que abandonen o pierdan su actual empleo, permanece estable la proporción de los que piensan que encontrarán otro (66,5%), aunque aumenta en tres puntos respecto a noviembre, hasta el 33,5%, la proporción de pesimistas. La razón es que se produce un trasvase de respuestas de los indecisos: el porcentaje ha pasado del 9% de noviembre al 6,1% de diciembre.

En el caso de los que actualmente se encuentran desempleados, no hay variaciones significativas respecto a noviembre. Un 54% de los encuestados considera que encontrará trabajo fácilmente y un 44%, que tendrá mucha dificultad para emplearse.