Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

5 muertos en choques entre piratas por conseguir el rescate del petrolero griego liberado en Somalia

EFE ·19/01/2010 - 13:59h

EFE - Fotografía facilitada el 30 de noviembre de 2009 que muestra a los miembros de las fuerzas especiales de la fragata de la Armada portuguesa 'Alvares Cabral' durante el registro de una barca en el marco de una operación conjunta con las islas Seychelles y las fuerzas europeas, en la que arrestaron a los piratas somalíes que atacaron el pesquero español 'Ortube Berria'. EFE/Archivo

Al menos cinco personas han muerto en los enfrentamientos entre dos grupos de piratas en el puerto de Haradhere, el principal refugio de estas bandas en la costa central de Somalia, donde luchan por el millonario rescate pagado por la liberación del superpetrolero griego Maran Centaurus.

Además de los cinco fallecidos confirmados, que son tres piratas -uno de ellos cabecilla de una banda- y dos civiles, al menos una docena de personas han resultado heridas y muchos habitantes de la localidad han abandonado sus casas por temor a los enfrentamientos, dijeron a Efe fuentes de los piratas y ancianos de la Haradhere.

Los enfrentamientos se iniciaron la mañana de ayer en el momento de la liberación del Maran Centaurus, por el que podría haber pagado un rescate de 7 millones de dólares según distintas fuentes, y prosiguieron esta madrugada en la ciudad de Haradhere.

El cabecilla pirata muerto era conocido como Hussein Afweyne, agregaron las fuentes.

En la mañana del lunes, un grupo rival atacó la casa del jefe pirata Abdi Beenlow, más conocido como "Sugulle Ali" y, posteriormente, los combates entre las dos bandas se generalizaron.

"Por lo que yo conozco, los muertos hasta ahora son cinco, tres piratas y dos civiles y hay más de una docena de heridos", dijo a Efe Jama Adam, un negociador de los piratas.

Según él, "la situación es tensa en Haradhere y es posible que haya nuevos enfrentamientos armados, por los que hay mucha gente que está dejando la población y algunos ancianos que tratan de acabar con la disputa".

Ulimo Jimaale, una mujer de 34 años y madre de cinco hijos, residente en Haradhere, dijo a Efe por teléfono que ella y su familia han abandonado la ciudad "por miedo".

"La lucha empezó de pronto y no estábamos preparados para huir, porque no somos ricos como los piratas", dijo Jimaale, quien agregó que, "de todos modos, dada la situación, escapamos del riesgo".

"Los piratas (con mucho dinero disponible) causaron un aumento enorme de los precios, luego trajeron delincuencia y drogas y ahora empiezan a pelearse. Queremos pedir al Gobierno de Somalia y al mundo que saquen a estos bandidos de nuestra ciudad", reclamó.

El enfrentamiento se inició por la forma de repartirse el rescate del Maran Centaurus -el mayor pagado en la historia a los piratas de Somalia, que ascendió a entre 5,5 y 7 millones de dólares según distintas fuentes- y desembocó en una disputa entre clanes tribales tras la muerte de Hussein Afweyne.

Después de la muerte de Afweyne, los miembros de su clan reclamaron al grupo tribal rival la entrega de la persona que le había matado y, ante su negativa, se generalizaron los enfrentamientos.

Haradhere es una pequeña población de 3.000 habitantes, que no tiene administración y que es gobernada por un cabecilla llamado Abdisalan Khalid, sospechosos de ser socio de los piratas, que tienen en ese puerto su principal base de la costa central de Somalia.

El superpetrolero griego Maran Centaurus, el segundo mayor buque secuestrado en la historia, fue capturado con sus 28 tripulantes el pasado 29 de noviembre a unas 600 millas (1.100 kilómetros) al nordeste de las islas Seychelles, mientras transportaba crudo desde la península Arábiga a Estados Unidos, y quedó en libertad ayer.

Según dijo a Efe Andrew Mwangura, director del Programa de Asistencia a la Navegación del este de África, con sede en el puerto keniano de Mombasa, el rescate por el Maran Centaurus, que llevaba una carga de unos dos millones de barriles de petróleo, podría haber alcanzado los 7 millones de dólares.

Tras la liberación del Maran Centaurus, los piratas somalíes mantienen aún 11 barcos secuestrados con, al menos, 250 tripulantes retenidos.