Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

Absuelta la etarra Muñoa porque ya fue condenada en Francia por colaboración

EFE ·19/01/2010 - 18:48h

EFE - La etarra Aloña Muñoa Ordozgoiti, escoltada por agentes de Policía a su llegada al aeropuerto de Torrejón de Ardoz (Madrid) en agosto de 2008. EFE/Archivo

La Audiencia Nacional ha absuelto a la etarra Aloña Muñoa, para quien la Fiscalía solicitaba ocho años de prisión por colaborar con ETA en febrero de 2001 en el atentado contra un centro de menores de Zumárraga (Guipúzcoa), al considerar que la acusada ya fue condenada en Francia por el mismo delito.

Así lo ha acordado la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de este tribunal en una sentencia que estima que el fallo dictado por el Tribunal de Gran Instancia de París en julio de 2005 condenó a Muñoa por participar en "una asociación de malhechores para la perpetración de un acto terrorista".

La sentencia francesa, añade, "se encuentra salpicada de datos" que permiten asegurar que la actividad desplegada por Muñoa en Francia y en España "son producto de una misma trayectoria", por lo que la Sala entiende que los hechos por los que se la ha juzgado en España se enmarcan dentro de la actividad "ininterrumpida al servicio de ETA" de la procesada.

Considera probado que la acusada mantenía una relación sentimental con el etarra José Ignacio Guridi Lasa "sabedora" de que su compañero pertenecía a ETA y a quien prestó "la cobertura" necesaria para almacenar en su domicilio material explosivo, documentación falsificada y otra relativa a la banda terrorista y herramientas para forzar la cerradura de vehículos.

Los hechos por los que se la juzgó en la Audiencia Nacional la pasada semana se remontan al 23 de febrero de 2001, cuando Muñoa, "sabiendo" que Guridi Lasa iba a colocar un artefacto explosivo en el centro de menores de Zumárraga, "quedó con él" para recogerle y "facilitarle la huida" una vez hubiera concluido su acción.

Sin embargo, Guridi Lasa, autor material del asesinato del periodista José Luis López de Lacalle, fue detenido esa noche por la Ertzaintza, mientras su compañera, "en un momento de descuido" de los agentes, consiguió escapar a Francia.

Para la Sala, tanto el alojamiento que proporcionó a Guridi Lasa en su domicilio como su ofrecimiento de trasladarle desde el lugar del atentado son constitutivos de un delito de colaboración con banda armada, si bien estima que Muñoa "ya pertenecía a ETA" antes del 22 de febrero de 2001.

Dos años después del atentado en Zumárraga, Muñoa fue arrestada en la localidad francesa de Irulegui junto a Mikel Otegi, quien huyó del País Vasco tras ser exculpado por un jurado popular de haber asesinado a dos ertzainas en 1995.

El fallo, contra el que cabe recurso en el plazo de cinco días, señala que, tal y como indicó la sentencia dictada por el tribunal francés, ambos gestionaron durante el verano de 2001 un piso franco en la localidad gala de Burdeos, por lo que es "razonable" pensar que ETA "tenía la suficiente confianza en ella para que llevara esa gestión tan delicada".