Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

España centra sus esfuerzos en Haití en la atención sanitaria de emergencia

EFE ·19/01/2010 - 16:55h

EFE - El secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia (d), y el jefe de Emergencias de la AECID, Pablo Yuste, durante la rueda de prensa que ofrecieron este martes en Puerto Príncipe, cuando se cumple una semana del terremoto que asoló Haití.

La cooperación española, estatal y autonómica, está centrando sus esfuerzos de ayuda en Haití en la atención sanitaria de emergencia, dijo hoy el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, en la capital haitiana.

Los más de noventa médicos y enfermeros españoles han tomado a su cargo, junto con voluntarios de Cuba, México y Chile, la gestión del Hospital de la Paz, uno de los más grandes de Puerto Príncipe, donde realizan 400 escayolados diarios y cerca de 50 operaciones de traumatología, principales necesidades de los heridos en el terremoto.

Pero los trece aviones con material de ayuda llegados desde España en la última semana -más otros tres esperados hoy- han traído además alimentos, agua y otro material de auxilio, que ha sido "plenamente utilizado" por los equipos españoles o por los de otros países, aclaró De Laiglesia en una rueda de prensa.

Junto a estas labores de cooperación, el Gobierno español ha tenido que recomponer con urgencia sus sedes institucionales, pues sus edificios diplomáticos, de cooperación y el centro cultural quedaron prácticamente inutilizables.

Doce diplomáticos o funcionarios se desplazaron desde el pasado jueves desde Madrid u otras capitales hasta Puerto Príncipe para abrir una embajada provisional y coordinar toda la ayuda, sin descuidar las labores de coordinación europea en Haití que le corresponden a España como país presidente de la Unión Europea este semestre.

En ese sentido, el Gobierno español está poniendo a disposición de todos los ciudadanos europeos sus aviones para evacuar a sus nacionales, para lo cual se están insertando anuncios en las emisoras de radio locales con el fin de localizar a los europeos que aún no han sido contactados.