Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

La Democracia Cristiana chilena renovará a sus dirigentes tras la derrota electoral

EFE ·19/01/2010 - 15:40h

EFE - Varias decenas de jóvenes mantenían ocupada desde la noche del pasado domingo la sede del partido Democracia Cristiana, en el centro de Santiago, demandando la dimisión de Juan Carlos Latorre (en la foto). EFE/Archivo

La Democracia Cristiana chilena elegirá una nueva directiva tras la derrota sufrida en las elecciones presidenciales del pasado domingo, en las que triunfó el derechista Sebastián Piñera, dijeron hoy fuentes partidarias.

Héctor Gárate, presidente de la juventud del partido, dijo que la actual directiva, que encabeza el diputado Juan Carlos Latorre, había accedido anoche a fijar un cronograma que culminará con la elección de nuevos dirigentes el 25 de abril.

Varias decenas de jóvenes mantenían ocupada desde la noche del pasado domingo la sede del partido, en el centro de Santiago, demandando la dimisión de Latorre y demás miembros de la mesa, por su responsabilidad en la derrota en las urnas.

El senador democristiano Eduardo Frei, candidato de la oficialista Concertación, que ha gobernado Chile durante los últimos 20 años, perdió en segunda vuelta frente al derechista Sebastián Piñera, que lo aventajó por 3,21 puntos al obtener el 53,60% de los votos contra un 48,39% del ex presidente (1994-2000).

Tras el acuerdo, los jóvenes accedieron a deponer la toma de la sede, dijo Gárate, que se declaró "conforme", puesto que apuntan a que "Juan Carlos Latorre se vaya".

Precisó que el padrón electoral del partido se va a cerrar este mes y que las candidaturas se podrán inscribir entre el 25 de febrero y el 25 de marzo.

También en el Partido Socialista, que preside el senador Camilo Escalona, los jóvenes y la oposición interna están pidiendo cabezas tras la derrota, en una confrontación que el lunes llegó a traducirse en enfrentamientos a puñetazos y patadas entre defensores y detractores de los dirigentes.

Según fuentes socialistas, Escalona y demás dirigentes dimitirán durante una reunión del Comité Central convocada para el próximo sábado.

Según dijo a Efe Marcelo Mella, analista político de la Universidad de Santiago, la Concertación afronta un complejo futuro, forzada a ser oposición después de dos décadas en el Gobierno, con la obligación de fortalecerse o disgregarse.

Para salir adelante y mantenerse como una alternativa para el futuro, la coalición necesita "una reestructuración, un cambio generacional y nuevas ideas", a juicio de Mella.