Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Tras el acuerdo de Bali queda lo más difícil: los detalles

La primera reunión sobre la hoja de ruta se celebrará en Ghana a principios de 2008, con cuatro sesiones alrededor del mundo cada año que culminarán con un acuerdo a finales de 2009 en Copenhague

Reuters ·16/12/2007 - 17:45h

Un "histórico" acuerdo en Bali. Cae un "Muro de Berlín" entre países ricos y pobres sobre política de calentamiento global. Un "nuevo capítulo" para Washington después de seis años de disputas sobre el clima con muchos de sus aliados.

Y ahora viene lo difícil.

Tras todos los elogios al acuerdo logrado en la cumbre de 190 países en Bali para preparar un pacto climático a largo plazo que implique a todos los países para finales de 2009, los gobiernos tendrán que desarrollar los detalles.

"Tendremos dos años tremendamente exigentes, empezando ya en enero", dijo Humberto Rosa, jefe de la delegación de la Unión Europea, después de que un inesperado cambio de Estados Unidos permitiera un acuerdo para iniciar negociaciones sobre un pacto global.

El mundo tiene mucho que hacer para ralentizar las ascendentes emisiones y el tiempo se está agotando, aunque el Panel del Clima de la ONU dice que el calentamiento puede vencerse con un coste menor al 0,1 por ciento del PIB mundial anual hasta 2030.

Los negociadores dejaron Bali hablando de un avance histórico y prometiendo medidas urgentes para luchar contra el cambio climático, que podría traer más inundaciones, sequías, tormentas, olas de calor y aumentos en el nivel de los mares.

Pero en las conversaciones maratonianas en la isla turística indonesia pasaron más de siete horas una noche, por ejemplo, discutiendo sobre si el texto final debería instar a los países pobres a "actuar" o a "contribuir" a luchar contra el cambio climático. La frase "reducir las emisiones" no se utilizó.

Elaborar una distribución justa de la carga entre Estados Unidos, China, Rusia e India, los cuatro mayores emisores de gases con efecto invernadero y el resto del mundo será uno de los rompecabezas diplomáticos más complejos de la historia.

Las conversaciones pondrán a prueba las relaciones entre los ricos y pobres y podrían quedar parcialmente en el limbo hasta que asuma el cargo un nuevo presidente en la Casa Blanca cuando George W. Bush finalice su mandato en enero de 2009. Pocos quieren realizar promesas hasta que las nuevas políticas estadounidenses estén claras.

"Si hay un gran cambio en la política del Gobierno (de EEUU), espero que haya una mayor aceleración en la ejecución de los compromisos", dijo el ministro indonesio de Medio Ambiente, Rachmat Witoelar.

La primera reunión sobre la hoja de ruta de Bali se celebrará previsiblemente en Ghana a principios de 2008, con cuatro sesiones alrededor del mundo cada año que culminarán con un acuerdo a finales de 2009 en Copenhague.