Viernes, 28 de Septiembre de 2007

A la autoescuela para evitar la prisión

La Fiscalía de Seguridad Vial apuesta por la reeducación de los conductores

DIEGO BARCALA ·28/09/2007 - 18:50h

Cursos de reeducación vial para evitar la cárcel. El Fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha afirmado que las penas de prisión de tres meses descritas en la reforma del Código Penal planteada por una comisión del Congreso, podrán ser conmutadas por cursos de reeducación vial. Las novedades del marco legal contra los conductores temerarios podrían entrar en vigor en noviembre si se mantiene el consenso que ha habido hasta ahora entre los diputados.

"Vamos a promover el cumplimiento de estas penas alternativas que supondrán una importante concienciación en los conductores", afirmó Vargas. La modificación del código propone penas de prisión de tres a seis meses para los conductores que superen una tasa de alcohol en aire de 0,60 miligramos por litro o los que se nieguen a someterse a las pruebas.

Para el fiscal, la retirada del permiso de conducir en los casos estipulados de exceso de velocidad, "es una de las mayores novedades". La reforma habla de prisión para los que superen los 60 km a la hora la velocidad permitida en ciudad y en 80 la de vía interurbana.

Ejemplo de curso

El fiscal aclaró su apuesta sobre la reforma del código después de mantener una reunión con miembros de RACC. La asociación promueve unos cursos de reeducación de la conducción para permitir al conductor ahorrar cerca de 350 euros anuales en gasolina. Las técnicas que enseñan los monitores están basadas en un cambio más rápido de marchas cuando el motor acerca sus revoluciones por minuto a las 2.000, aproximadamente.

La prevención, la suavidad y el mantenimiento de las distancias de seguridad son las claves para que el alumno consiga callejear por la ciudad con el menor gasto de combustible posible y en el menor tiempo.