Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Los albaneses ven en la misión de la UE una posible aceleración de la independencia

EFE ·16/12/2007 - 18:54h

EFE - Un anciano albanés pasa ante un graffiti en el que se puede leer "Autodeterminación" en Pristina, Kosovo.

Los líderes albano-kosovares se congratularon hoy de la decisión de la Unión Europea (UE) de preparar una misión civil para su envío a Kosovo, por considerarla como una señal de que se acelerará el proceso para la independencia de la provincia.

"El Gobierno de Kosovo considera el envío de la misión de la UE como una señal positiva y una decisión importante que supone el inicio de la implementación del paquete de (Martti) Ahtisaari", declaró a Efe el portavoz gubernamental, Avni Arifi.

El plan de Ahtisaari, anterior mediador en las negociaciones entre serbios y albano-kosovares sobre el futuro estatuto de Kosovo, preveía para esta secesionista provincia serbia la independencia bajo una supervisión internacional.

La propuesta fue rechazada por Belgrado, que la ve como un paso hacia la plena soberanía de la provincia, a la que ofrece una autonomía máxima sin modificar sus fronteras actuales.

La UE decidió el pasado viernes iniciar los preparativos para una misión que asuma la administración judicial y policial de Kosovo, en sustitución de la efectuada desde 1999 por la misión UNMIK de la ONU.

No obstante, aún se desconoce la fecha y la forma legal de despliegue de la misión europea en la provincia, poblada por una abrumadora mayoría de albaneses independentistas.

Serbia insiste en que la UE puede instalar su misión en Kosovo únicamente si se logra una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que definiría a la vez el estatuto de la provincia.

El Consejo de Seguridad celebrará el próximo día 19 una sesión a puerta cerrada para analizar el informe de la última fase de negociaciones entre serbios y albaneses, concluida hace una semana y que no ha logrado un acercamiento de las posiciones opuestas de las dos partes.

Ese máximo órgano decisorio de la ONU debería decidir el destino del proceso del estatuto.

Asistirán a la sesión en Nueva York el primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, y el presidente de Kosovo, Fatmir Sejdiu, quien recibió para eso una autorización especial a petición personal.

Los albaneses anunciaron que, sea cual sea la decisión de la ONU, proclamarán en breve la independencia de Kosovo y que coordinarán la fecha y otros pasos con Washington y Bruselas, convencidos de su apoyo.

Serbia se opone a la soberanía de Kosovo y abogará en la sesión del Consejo de Seguridad, con el respaldo de Rusia, por que prosiga el proceso negociador hasta que se halle una salida aceptable para ambas partes.