Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

Paté de avestruz, lacón y productos ecológicos entre las ofertas de Madrid

EFE ·19/01/2010 - 11:53h

EFE - Los cocineros Paco Roncero, Alberto Chicote, Juan Pablo Felipe y Alfonso Sánchez (izda-dcha), durante la presentación de la VIII Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión, ayer.

El paté de avestruz, el lacón y los productos ecológicos figuran entre las aportaciones de la región de Madrid al festival gastronómico Madrid Fusión, que se desarrollará la semana próxima e IFEMA.

El director general de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha presentado hoy en el mercado de San Miguel la participación de la gastronomía madrileña en ese certamen y que se caracterizará por combinar la tradición de los productos autóctonos con platos innovadores y vanguardistas.

En el quiosco de la Comunidad será posible degustar el queso de cabra ecológico con la miel ecológica de la Sierra madrileña, los tomates crecidos en la región y el lacón elaborado en la Comunidad.

También habrá paté de avestruz con almendras caramelizadas, membrillo y uvas de corinto, acompañado de panes ecológicos de Madrid, así como productos cárnicos de la Sierra de Guadarrama con escamas de sal.

Habrá espacio para los dulces madrileños, acompañados por vinos también dulces que forman parte de la Denominación de Origen "Vinos de Madrid".

El stand madrileño será igualmente escenario del primer Campeonato de Baristas 2010, donde se elegirá al mejor experto nacional en confeccionar figuras sobre la espuma del café.

La Comunidad de Madrid cuenta con 1.350 industrias agroalimentarias que a nivel nacional, la sitúan como la séptima región en importancia para este sector.

El Ejecutivo regional pretende impulsar el desarrollo tecnológico de los sectores agroalimentarios madrileños y por eso destinará cuatro millones de euros a financiar líneas de apoyo para la realización de inversiones que mejoren el rendimiento de las empresas del sector.

Tras los productos agroalimentarios de la Región se encuentra el trabajo de 15.000 agricultores y ganaderos, en gran parte desarrollado bajo criterios ambientales y ubicados bajo la figura de los espacios naturales protegidos de la Comunidad de Madrid.

Esas ayudas están enmarcadas en el Programa de Desarrollo Rural de la Comunidad de Madrid (2007-2013), que cuenta con una inversión total de 232 millones de euros.