Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

Guillermo de Inglaterra visita Australia por primera vez desde que era niño

EFE ·19/01/2010 - 10:40h

EFE - El príncipe británico Guillermo (i) recibe la bienvenida aborigen de manera tradicional en una ceremonia hoy, 19 de enero, en el Redfern Community Centre en Sídney (Australia). El príncipe estará dos días en Sídney antes de dirigirse a Melbourne.

El príncipe Guillermo de Inglaterra llegó hoy a Australia por primera vez desde que era un niño en una visita semi-oficial y segunda escala de una gira por Oceanía que también le ha llevado a Nueva Zelanda.

Guillermo llegó al aeropuerto de Sídney en un vuelo procedente de Wellington y esta tarde visitará un acuartelamiento militar, una comunidad aborigen y varias poblaciones afectadas por los incendios forestales del "Sábado Negro", que costaron la vida a 173 personas en febrero de 2009.

El príncipe, de 27 años, pasará tres días en Australia, donde se reunirá con el primer ministro, Kevin Rudd, y el general Quentin Bryce, que representa como gobernador general a la reina Isabel II, jefa del Estado australiano, según la Constitución.

Mañana viajará a la ciudad de Melburne, de la que saldrá un día después para regresar a Londres.

El segundo en la línea sucesoria a la corona británica estuvo por última vez Australia en 1983, cuando apenas era un bebé y acompañado por sus padres: el príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, que en aquella ocasión también se pasaron por Nueva Zelanda.

Guillermo concluyó esta mañana en Wellington su primera visita oficial en representación de la reina Isabel II visitando un hospital infantil de la capital como último acto de su agenda.

El príncipe fue recibido ayer con más vítores que protestas por parte de grupos anti-monárquicos cuando se vistió con ropas tribales para presenciar una "haka" o danza tradicional maorí y asistir a la inauguración de la nueva sede del Tribunal Supremo neozelandés.

Frente a los cerca de 4.000 simpatizantes que fueron a saludarle, apenas decenas de republicanos se manifestaron contra la visita, aunque la protesta fue pacífica y no hubo incidentes.

Guillermo de Inglaterra paseó luego por un parque natural y cenó una barbacoa en la residencia del primer ministro, John Key, donde se coló un comentarista de radio, que burló la seguridad para hacer una broma y está siendo interrogado por la Policía.

El domingo, el príncipe visitó en Auckland el estadio de Eden Park, donde conoció a la selección de rugby de los "All Blacks", favorita para ganar el próximo Mundial de 2011, que organizará Nueva Zelanda, y recorrió el puerto de la ciudad en un velero de la Copa América.