Domingo, 16 de Diciembre de 2007

Ziarreta inicia su mandato con una apuesta por la consulta y la independencia

EFE ·16/12/2007 - 12:59h

EFE - La presidenta saliente de Eusko Alkartasuna (EA), Begoña Errazti, agradece los aplausos tras su participación en el VII Congreso Ordinario que celebra esta formación en San Sebastián.

El nuevo presidente de Eusko Alkartasuna, Unai Ziarreta, ha iniciado hoy su mandato al frente de una ejecutiva de integración con un discurso en el que ha defendido la celebración de una consulta popular en el País Vasco y la vigencia del objetivo de la independencia.

Ziarreta, proclamado hoy presidente con el 68,5% de los votos del VII Congreso Ordinario de Eusko Alkartasuna celebrado en San Sebastián, ha manifestado en su primer discurso que "la consulta popular anunciada por el Gobierno Vasco tiene que suponer un hito fundamental en el camino hacia la paz y la normalización política de este país".

A su juicio, la consulta servirá para "poner los focos de la solución" al conflicto vasco en el "derecho de autodeterminación, la reivindicación del diálogo político y la defensa activa de todos los derechos humanos".

No obstante, el presidente de EA ha admitido que las expectativas de llegar a un acuerdo con el Estado para celebrar la consulta son escasas, por lo que ha llamado a "estar preparados para afrontar un escenario primero de desacuerdo y después de confrontación institucional" al que los nacionalistas deberán hacer frente "con actitudes plenamente cívicas y democráticas".

Pese a ello, ha afirmado que el acuerdo es posible, al tiempo que ha alertado de que la "transversalidad" no puede ser un "nuevo tótem" porque supone que la minoría puede tener "derecho de veto sobre las decisiones de la mayoría".

Ziarreta, que se ha felicitado por haber logrado integrar en la nueva ejecutiva a todas las sensibilidades del partido, ha acusado a ETA y al Gobierno de haber fracasado en su intento de negociación, tras lo que ha abogado por "no permitir" que la actividad terrorista "incida en el diálogo político entre todas las formaciones".

Ha criticado al PSOE por poner en marcha "la carrera ciega de la represión" por motivos electorales y ha afirmado que la "gran tragedia de la sociedad vasca" consiste en la "permanente supeditación de la resolución del conflicto a los intereses partidistas coyunturales del PSOE y del PP".

Ziarreta ha proclamado además que su meta, como la de cualquier nacionalista, "sólo puede ser la independencia de Euskal Herria", tras lo que ha advertido de que EA "no renunciará a ella".

Unai Ziarreta sustituye a Begoña Errazti al frente de una Ejecutiva de consenso, pactada entre los dos sectores históricos del partido, con el consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, como nuevo secretario general.

Pese a que únicamente se ha votado una lista, el 31,5% de los compromisarios no ha brindado su respaldo al nuevo presidente, en una votación nominal y abierta en la que el mayor grado de apoyo lo ha obtenido el nuevo secretario de Comunicación, Mikel Irujo, con el 83,5% de los sufragios.

El Congreso de EA ha elegido también a los 75 miembros de la Asamblea Nacional, de los que 56 pertenecen a una lista avalada por el sector "oficial", incluido el ex lehendakari Carlos Garaikoextea, y el resto son militantes encuadrados en el grupo de los "críticos" que lidera el presidente de Guipúzcoa, Iñaki Galdos.

En lo que ha habido un mayor grado de consenso ha sido en la aprobación de la ponencia política, que sólo ha recibido un voto en contra y en la que finalmente no se ha añadido ninguna alusión a coaliciones electorales, una cuestión que deberá ser decidida por la Asamblea Nacional.

Este VII Congreso ha vivido uno de sus momentos más tensos cuando el dirigente de Batasuna, Pernando Barrena, quien ha acudido como invitado, se ha dispuesto a intervenir desde la tribuna, instante en el que un sector minoritario de militantes le ha silbado y pedido que condene el atentado de anoche en Sestao, lo que ha sido respondido con mayoritarios aplausos de apoyo al miembro de la Mesa Nacional.