Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

"Los fracasos del Gobierno socialista acrecientan el éxito del liberalismo del PP"

Esperanza Aguirre proclama la 'superioridad' del liberalismo para atacar a Zapatero: "Su sectarismo ha quebrado la Constitución"

JESÚS MORENO ·19/01/2010 - 07:34h

PUBLICO Monica Patxot - Esperanza Aguirre junto a Ignacio González.

Esperanza Aguirre se toma la crisis económica como un manto cosido para dar lustre a las costuras del liberalismo y del Partido Popular. La presidenta de la Comunidad de Madrid se puso ayer el traje del neoliberalismo más 'tacheriano' en FAES, durante la presentación del libro Viva la Pepa. Los frutos del liberalismo español en el siglo XIX, para confesar en voz alta los réditos que el PP pretende sacarle a la crisis: "El éxito de las políticas liberales que aplicamos durante nuestro mandato se acrecienta hoy cuando se contemplan los fracasos del Gobierno socialista", confesó.

"Los más emprendedores y creativos se han acercado al liberalismo"

Estuvo más lideresa que nunca. Proclamó a los cuatro vientos la superioridad intelectual que según ella tiene su ideología. "Los más emprendedores, vanguardistas, creativos e inquietos se han acercado al liberalismo".

Por ello, se mostró "francamente optimista" acerca del futuro del liberalismo en España porque "cada día son más los que creen" que las propuestas liberales impulsan el bienestar general. Además, consideró que el crecimiento del liberalismo debe ir acompañado de la conciencia de que "los liberales de hoy están inmersos en una inmensa tradición que viene del siglo XIX". 

Cerró la perorata liberal afirmando que cualquier liberal "puede estar agusto en el PP".

"El sectarismo de Zapatero"

No desaprovechó la ocasión para cargar contra el presidente del Gobierno con la empuñadura liberal. Aseguró Aguirre que la defensa de los principios liberales que aplicó el PP fueron un avance respecto a la etapa constitucional que ha instaurado José Luis Rodríguez Zapatero: "Esa Constitución", dijo refiriéndose a la de 1978, "ahora está quebrada por la insensatez y sectarismo del presidente del Gobierno que impulsa reformas que consagran diferencias en los derechos de los ciudadanos españoles, algo que los liberales no podemos aceptar".