Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

Recelos por el control del aeropuerto de la capital

París avisa que no tolerará una "ocupación" con una excusa humanitaria

I. PIQUER / A. PÉREZ ·19/01/2010 - 00:00h

Un helicóptero de EEUU sobre Puerto Príncipe. - AFP

En la avalancha de ayuda internacional que lucha por llegar a Haití han empezado a surgir tensiones y críticas, sobre todo, hacia Estados Unidos que controla el aeropuerto de la capital. Aviones de algunos países entre ellos España, Francia y Argentina tuvieron que ser momentáneamente desviados hacia Santo Domingo, provocando protestas, esencialmente de París.

Ayer, tanto Naciones Unidas como Washington quisieron limar asperezas. "Estamos muy agradecidos" a Estados Unidos por hacerse cargo del aeropuerto, y "están haciendo muy buen trabajo" enfatizó John Holmes, subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios. Añadió sin embargo que se había puesto en marcha "un nuevo programa para priorizar los vuelos" y evitar roces. "Es una pista muy pequeña. El domingo pudieron aterrizar 60 aparatos y el lunes unos 100".

Un comunicado del Departamento de Estado habló por su parte del "respeto mutuo a la soberanía" de cada país, ante las críticas por una posible ocupación, y recordó que el Gobierno haitiano y el embajador de EEUU en Haití, Kenneth Merten, habían elaborado un Memorando de Entendimiento para legalizar y oficializar la cesión del control del aeropuerto a los soldados estadounidenses.

Francia reiteró ayer sus advertencias a EEUU señalándole que no sería tolerable una "ocupación" de Haití al calor de la catástrofe humanitaria. París tomó la precaución de enviar el aviso por boca de un ministro delegado, mientras que el canciller, Bernard Kouchner, y el presidente, Nicolas Sarkozy, seguían enarbolando la bandera de la entente total con Washington.

Alain Joyandet, ministro delegado de la Cooperación un cargo para las ex colonias francesas, se había desplazado este fin de semana a Puerto Príncipe para supervisar la aportación francesa. Durante su estancia, estalló un incidente entre franceses y norteamericanos.

Dos Airbus devueltos

El control del aeropuerto de Puerto Príncipe, tomado por los militares de EEUU, denegó el sábado el aterrizaje a dos aviones franceses que llevaban ayuda médica de urgencia y un hospital de campaña, además de tener la orden de regresar a sus bases evacuando a heridos.

Joyandet tuvo que desplazarse en persona a la pista del aeropuerto haitiano para negociar con los norteamericanos y disponer de una tanda de aterrizaje para los dos Airbus. "De lo que se trata es de ayudar a Haití, no de ocupar Haití. Se trata de hacer que Haití pueda recuperar la vida", dijo Joyandet. También afirmó que París estima que le va a corresponder a la ONU "precisar" el rol de EEUU en el país siniestrado.