Archivo de Público
Martes, 19 de Enero de 2010

Díaz Ferrán cita a sus vicepresidentes en pleno ruido de sables

Los responsables de la patronal CEOE cenan juntos para preparar la reunión del Diálogo Social en un ambiente de expectación

PÚBLICO ·19/01/2010 - 08:00h

Edu Parra - El presidente de la patronal fue reelegido hace menos de un año.

La fecha de este martes está marcada en rojo vivo en el calendario de CEOE. Es el día en que el Gobierno ha convocado a los agentes sociales para intentar, por tercera vez, iniciar un proceso de Diálogo Social, hasta ahora infructuoso. Pero, además, la patronal reúne por la mañana a su Comité Ejecutivo y su Junta Directiva para marcar la estrategia a seguir, no sólo en la negociación tripartita, sino también en la bilateral que mantiene con los sindicatos en la búsqueda de un nuevo marco de negociación colectiva.

El presidente de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, es consciente de que todo este ajetreo le pondrá de nuevo en primera línea ante la opinión pública, por lo que a mediodía de ayer convocó urgentemente a sus vicepresidentes para marcar una estrategia común y reforzar sus apoyos. La cita es para cenar en la sede de la Confederación Empresarial en Madrid. La celeridad de la convocatoria fue tal que a última hora de la tarde a algún miembro de la veintena designada para el cónclave aún no había sido advertido del encuentro.

"Tendrá que dimitir él porque no lo vamos a echar"

Primero tras el escándalo

Aunque las fuentes consultadas por este periódico reconocen que es habitual convocar una reunión tradicionalmente un desayuno con los segundas espadas como antesala a las juntas directivas, también reconocen que es un encuentro clave porque es el primero en el que los 21 vicepresidentes se verán las caras con Díaz Ferrán desde que saltó el escándalo de Air Comet.

"Esperamos que sea Díaz Ferrán el que tome la iniciativa de abordar el asunto", asegura uno de los convocados. Otros creen que no se tratará su situación pero reconocen que cada día se hace más insostenible y que es difícil creer que las cosas seguirán como están para la próxima Junta Directiva, dentro de dos meses. Hablar de la situación crítica del grupo Marsans es casi inevitable, máxime cuando uno de los vicepresidentes es Gonzalo Pascual, el socio empresarial del jefe de la patronal.

Esperan que el propio jefe de la patronal aborde su permanencia

El propio Díaz Ferrán, confirmó ayer el encuentro y explicó a Público que la reunión servirá para tratar gran variedad de temas ya que estarán sobre la mesa el Diálogo Social, pero también, "la Ley de Economía Sostenible, propuestas enviadas al Gobierno sobre la Presidencia Europea", y, ligado a lo anterior, una reunión con la patronal europea Business Europe, entre otros asuntos.

La multitud de aspectos a tratar hacen prever una cena larga y por momentos tensa, ya que cada vez son más los allegado a Díaz Ferrán que no comulgan con su papel al frente de la patronal. "La única salida es que dimita él porque no lo vamos a echar", reconoce otra fuente de la patronal. "Sólo cabe esperar a ver si la situación se tensa tanto que tenga que retirarse porque nadie se va a atrever a descabezar a la Confederación".

Sin embargo, aún asumiendo la premisa de que "nadie le va a echar", alguno de sus amigos le invitan a sopesar el abandono, como hizo ayer el presidente del Consejo de Cámaras, Javier González Navarro, que le invitó a "evaluar en qué medida sus problemas le pueden perjudicar su gestión de la CEOE y en qué medida ser presidente de la CEOE le puede ayudar o perjudicar para resolver los problemas de su empresas".

En el rabioso corto plazo, la renuncia de Díaz Ferrán es difícil, ya que hace escasos días volvió a reiterar su negativa a dimitir. Además, en su socorro ha salido Mariano Rajoy, líder del PP, que ha asumido las reivindicaciones de contrato único como suyas, lo que ha creado una tácita aprobación a su figura. Mientras, otros cargos menos visibles de CEOE, como el secretario general, José María Lacasa, o el director de Relaciones Laborales, José de La Cavada, siguen trabajando en cerrar un acuerdo con los sindicatos con las condiciones de trabajo de 2010.

Fuentes sindicales aseguran que hasta ahora la negociación no se ha visto perjudicada por la debilidad del presidente de los empresarios y el ritmo de trabajo es bueno. En el Diálogo Social, las partes implicadas pretenden trabajar ajenas al revuelo en torno a Díaz Ferrán, al menos, mientras éste permanezca en su puesto.