Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

Los ministros de la zona euro toman una línea dura ante Grecia

Reuters ·18/01/2010 - 21:33h

Grecia recibió el lunes un duro mensaje sobres sus problemas de deuda, cuando Alemania y otros países de la zona euro dijeron que depende únicamente de Atenas resolver sus dificultades, aunque pueda contar con el apoyo de los demás.

El mensaje del ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, y varios de sus colegas en una reunión del Eurogrupo de ministros de la zona euro en Bruselas se produce mientras los mercados financieros empiezan a dudar de la capacidad de Grecia para honrar una de las deudas soberanas más grandes de Europa.

"Tenemos un nuevo Gobierno en Grecia. Debe hacer frente a una difícil tarea", dijo el ministro germano a su llegada a la reunión ordinaria en la que se prevé que los ministros emitan un informe actualizado sobre las dificultades de Grecia y sus planes para hacerles frente.

El ministro de Finanzas holandés, Wouter Bos, adoptó un tono aún más duro.

"Debemos alentar a los países a que muestren que son conscientes de su responsabilidad para poner sus propias finanzas en orden. Esta (responsabilidad) es principalmente del país", señaló.

"Creo que los griegos están al tanto de la seriedad de la situación. Puedo entender por qué los mercados aún no están convencidos", agregó.

Consultado sobre si otros países deberían ayudar a Grecia, Bos señaló: "La parte central de lo que debe hacerse, deben hacerlo los propios griegos".

Los elevados niveles de la deuda y el déficit de Grecia han hecho que las principales agencias calificadoras de crédito rebajen la evaluación del país mediterráneo, desatando la especulación sobre si Atenas podrá cumplir con las obligaciones de deuda o incluso si podría verse forzado a abandonar la zona euro.

Atenas ha dicho que planea reducir su déficit presupuestario este año a un 8,7 por ciento del Producto Interior Bruto desde el 12,7 por ciento del 2009.

Un plan de estabilidad a largo plazo apunta a limitar el déficit al 2,8 por ciento para 2012, cumpliendo con los estándares del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.

Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo que lleva a cabo el encuentro en Bruselas, no se refirió al tema, pero ha descrito la idea de que Grecia abandone la zona euro como algo impensable y calificó el plan de estabilidad de Grecia como "un paso en la dirección correcta".

"Grecia no entrará en bancarrota, pero tiene que hacer un esfuerzo de proporciones", dijo el viernes en un encuentro con la prensa en Luxemburgo.

"Grecia debe saber que tiene que resolver por sus propios medios el problema en el que se ha metido. Sería erróneo presumir o dejar que Grecia presuma que otros países van a resolver sus problemas", dijo Juncker.

Está previsto que en la reunión del lunes los ministros escuchen los planes reducción de déficit de la boca del ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, y de una misión del Banco Central Europeo y de la Comisión Europea que visitó al país la semana pasada.

Los mercados esperan ansiosos la visión de la Comisión Europea sobre el plan de reducción de déficit de Atenas, pese a que la semana pasada una portavoz del ejecutivo europeo dijo que ésta no sería inmediata.