Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

El Centro Nacional de Análisis Genómico echará a andar esta primavera

EFE ·18/01/2010 - 20:43h

EFE - El presidente de la Generalitat, José Montilla, estrecha la mano de la ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, hoy en el Palau de la Generalitat.

El Centro Nacional de Análisis Genómico (CNAG) de alto rendimiento, que tendrá como objetivo mejorar la detección y el tratamiento del cáncer y en un principio investigará la leucemia linfática crónica, se pondrá en marcha el próximo mes de mayo en el Parc Cientific de Barcelona.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, y la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia, han firmado hoy en Barcelona un acuerdo por el que ambas administraciones se comprometen a aportar treinta millones de euros, financiados a partes iguales, para el desarrollo de este centro que situará a España a la vanguardia mundial en esta área.

El director de la nueva infraestructura científica, Ivo Gut, ha explicado que el CNAG estará ubicado físicamente en las Torres I-D-i, de la Universitat de Barcelona (UB), 1.200 metros cuadrados donde en 2010 trabajará ya una plantilla de 30 personas -la mitad de ellos ingenieros bioinformáticos- que se ampliará a 50 en 2011.

El centro dispondrá de diez secuenciadores de ADN, capaces de secuenciar un genoma humano entero (más de tres billones de parejas de bases de ADN) en dos días y hasta en treinta ocasiones.

Gut ha señalado que los equipos principales del CNAG deberán estar conectados con el Barcelona Supercomputing Center (BSC), ya que los secuenciadores de nueva generación producen un gran volumen de datos.

La instalación trabajará inicialmente en la secuenciación de ADN de muestras celulares tumorales y de genomas humanos completos y en el procesamiento, análisis y el estudio de esos datos.

"Será una plataforma muy tecnificada que permitirá experimentos a gran escala", ha afirmado Gut, quien se ha mostrado "muy ilusionado" con este proyecto, que prevé pueda ofrecer sus primeros datos en unos meses.

La creación del CNAG, una de las infraestructuras científicas singulares existentes en el país, garantiza la participación de España en el Consorcio internacional del Genóma del Cáncer, entidad impulsada por ocho países para generar un catálogo completo de todas las alteraciones del genoma en 50 tipos de cáncer.

España se encarga en concreto de "descifrar" el genoma de la leucemia linfática crónica (LLC), uno de los tumores más frecuentes en los países occidentales, trabajos coordinados por Elies Campo, director clínico del Centro de Diagnóstico Biomédico del Hospital Clínico de Barcelona.

Además de esta investigación en el marco del consorcio, el CNAG pretende consolidarse como un centro para la investigación pública y privada, en colaboración con la comunidad científica, el sistema sanitario y biomédico (para el análisis de la base genética de patologías de gran impacto social, como diabetes o arterioesclerosis) y con diversos sectores industriales.

La ministra Cristina Garmendia ha señalado que el CNAG será una instalación científica única de Europa, con "unos servicios con la tecnología más avanzada y de gran versatilidad, una alternativa para la investigación privada y pública" que ayudará, ha añadido, a mejorar la competitividad de las empresas españolas.

"Hoy es un día grande para la ciencia catalana y española", ha afirmado Garmendia, que ha indicado que además de los 15 millones de euros para el CNAG, el ministerio aporta otros diez millones dirigidos al seno del Consorcio.