Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

Los niños taiwaneses no podían salir de casa porque "infectarían a todo el pueblo"

Varios vecinos ofrecen hacerse cargo de los niños Lee supervivientes hasta que la madre sea dada de alta

PUBLICO. ES/AGENCIAS ·18/01/2010 - 18:48h

Los niños taiwaneses que vivían en San Martín de Valdeiglesias junto a su madre y los cadáveres de su padre y dos hermanos afirmaron a los policías que les encontraron que no podían salir de su casa porque "infectarían a todo el pueblo", según informaron a Europa Press fuentes municipales.

De hecho, como medida de precaución, los agentes y el personal sanitario activaron el protocolo correspondiente para este tipo de casos y entraron en la casa con mascarillas y guantes de forma preventiva, por si las causas de las muertes se debieran a un infección vírica.

Después de las pruebas in situ realizadas a los niños y a la madre, se descartó cualquier patología contagiosa y, por tanto, se desactivó el protocolo. La madre se encontraba semiinconsciente y los niños supervivientes, sucios y desnutridos.

Según las mismas fuentes, los agentes encontraron tanto a los fallecidos, en avanzado estado de descomposición, como al resto de la familia en el salón, que estaba casi a oscuras. Los cadáveres estaban tapados con mantas en un colchón.

Además, en el salón la familia acumulaban gran cantidad de provisiones, especialmente latas, así como restos de alimentos como tallarines, arroz y una tarta en estado mohoso, por lo que la habitación desprendía una fuerte olor desagradable. En cambio, el resto de la casa estaba perfectamente limpia y ordenada.

Aunque las primeras conclusiones proporcionadas por la autopsia realizada el viernes desvelaban que el origen de la muerte se debía a una intoxicación alimenticia, la Guardia Civil está a la espera de las pruebas de toxicología para conocer la causa concreta de los fallecimientos.

Continúan las investigaciones

La unidad judicial de la Guardia Civil de Arroyomolinos, que se ha hecho cargo de la investigación, está tomando declaraciones a vecinos, pero aún no ha encontrado al 'curandero' o especialista en medicina tradicional oriental de origen tailandés, que supuestamente trató a la familia.

De hecho, los agentes de la Policía Científica continuaban hoy en el domicilio, que se encuentra precintado, para recabar más pruebas. Así, comprueban también información de ordenadores y muebles para obtener datos de familiares de la familia Lee que se puedan hacer cargo de los cuerpos.

Aún no se ha dado con el paradero de ningún familiar

De momento, según fuentes locales, aún no se ha dado con el paradero de ningún familiar. Según el padrón del municipio, los Lee residieron anteriormente en Vigo y podrían tener parientes en Orense. El Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias anunció hoy lunes que estaría dispuesto a hacerse cargo de los cadáveres (que aún se encuentran en el Instituto Anatómico Forense de Madrid) y los gastos del funeral en el camposanto municipal, en el caso de que ni familiares ni la Embajada china los reclame.

Por otro lado, varias familias vecinas y amigas de los Lee han solicitado hacerse cargo de los niños supervivientes, en régimen de acogimiento, siempre y cuando así lo considere la Comunidad de Madrid, que se ha hecho cargo de la tutela y el mantenimiento de los pequeños taiwaneses. En todo caso, las familias de San Martín de Valdeiglesias se harían cargo de los niños hasta que se recupere su madre, que se encuentra en la Unidad de Psiquiatría de la Fundación Hospital de Alcorcón.